INTERVENCIONES OBSTÉTRICAS
Capítulo 41 - Intervenciones menores
Capítulo 41 - Intervenciones menores
Capítulo 43 - Ventosa obstétrica
Capítulo 43 - Ventosa obstétrica
Capítulo 45 - Cesárea, histerectomía obstétrica e histerorrafia
Visto:  7441 
   CAPÍTULO 41 - INTERVENCIONES MENORES   
Página 1 de 1
Página 1

Por: Gustavo Pagés / Alfredo Martell

Durante la práctica obstétrica diaria el médico debe realizar operaciones que frecuentemente no requieren hospitalización prolongada y que muchas se usan de forma preventiva, para evitar complicaciones mayores.

De estas intervenciones la más frecuente es la episiotomía, que es la incisión quirúrgica del periné durante el parto, con el fin de incrementar el orificio vulvar y de protegerlo contra desgarros de la fascia y de los músculos perineales. Es una operación que se usa de rutina en la atención de casi todos los partos en nulíparas y en las multíparas donde sea inminente un desgarro. De acuerdo a su ubicación en el periné puede ser oblicua, transversa y mediana. La mediana es la que produce menos dolor y es de más fácil reparación, pero tiene el inconveniente de que se puede complicar con desgarros del esfinter y de la mucosa rectal.

La segunda intervención más frecuente es el curetaje o aspiración uterina, que consiste en la remoción del contenido de la cavidad uterina y del endometrio mediante curetaje o aspiración.

Es una intervención que se debe practicar en un área quirúrgica estéril, con todos los cuidados de una intervención mayor para evitar la infección que es una de las complicaciones más peligrosas.

El cerclaje es una operación que se practica para el tratamiento de la incompetencia cervical después de la semana 14. Se puede hacer por vía vaginal o por vía abdominal, pero la segunda se reserva sólo para los casos en que falle la primera o que, por razones técnicas, no pueda ser practicado por vía vaginal. Se ha utilizado como una operación de emergencia mediante diferentes técnicas y con resultados prometedores, en casos en que la dilatación cervical es amplia y exista protrusión de las membranas ovulares.

Se debe conocer como reparar las lesiones del canal del parto porque son complicaciones frecuentes, que si no se corrigen adecuadamente pueden traer complicaciones a corto y largo plazo, que producen alte-ración en la calidad de vida de la mujer.

Si desea descargar gratis este capítulo completo
en pdf regístrese aquí y luego regrese a esta sección
y haga clic aquí

<

Capítulo 41 - Intervenciones menores Página 1 de 1 Capítulo 43 - Ventosa obstétrica
Capítulo 41 - Intervenciones menores Página 1 Capítulo 43 - Ventosa obstétrica

 Artículos relacionados: 

   Capítulo 19 - Hemorragias del tercer trimestre visto 22002 veces
   Aspectos generales visto 36564 veces
   Capítulo 41 - Intervenciones menores visto 2842 veces
   Capítulo 18 - Hemorragias del primer trimestre visto 25018 veces
   Técnica visto 5573 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
KAMAGRA (Sildenafil). Se utiliza para tratar la disfunción eréctil.
 
   
Ahora Fertilab te ofrece este nuevo servicio...
 
   
FEGEM (Hierro con Ácido Fólico)
 
   

Twitter
Alexa traffic