ÚTERO
Útero
Diagnóstico de los problemas del útero
Malformaciones uterinas
Miomas uterinos
Síntomas de acuerdo a la localización de los miomas
Efectos de los miomas sobre la fertilidad
Hiperplasia del endometrio
Sinequias uterinas
Pólipos cervicales y pólipos endometriales
Visto:  21272 
   PÓLIPOS CERVICALES Y PÓLIPOS ENDOMETRIALES   
Página 1 de 1
Página 1

POLIPOS

Son tumores benignos que se pueden originar en la superficie mucosa del cuello uterino (pólipos cervicales) o de la superficie del endometrio (pólipos endometriales). Suelen producir síntomas de sangrado importante por lo que requieren tratamiento.



PÓLIPOS CERVICALES

 
 
Pólipo cervical
 
 
 

Son tumores benignos en forma de dedo que se originan en la mucosa que recubre el cuello del útero y que sobresalen por el orificio cervical externo y son visibles desde la vagina y son los llamados "pólipos cervicales"

Generalmente son pequeños, únicos y suelen producir sangrado con el coito al contacto del pene contra el cuello, entre las reglas y en la premenopausia. Los sangrados en la postmenopausia tienen la posibilidad de que sea maligno pero es muy remota esa situación.

La causa de los pólipos cervicales no se ha comprendido bien, pero parece estar relacionado a procesos infecciosos crónicos de la mucosa del cuello, a una respuesta local anormal a los estrógenos y a una congestión local de los vasos sanguíneos cervicales.

 

PÓLIPOS ENDOMETRIALES

 
 
Pólipo endometral
simple pediculado
 
 


La cavidad está recubierta por una capa de glándulas llamada endometrio, que todos los meses sufre cambios, creciendo en la primera mitad del ciclo menstrual para luego descamarse en la segunda mitad del ciclo y es la que produce la menstruación.

Cuando es irregular aparecen unas masas de tejido semejantes a carnosidades que sobresalen del endometrio, a veces con una proyección sésil y otras con un pedículo, y que son los llamados "pólipos endometriales".

Estos pólipos constituyen las lesiones endometriales focales más comunes del útero y se calcula que entre el 1 al 3 % de mujeres los podrán presentar a lo largo de la vida. Después de la menopausia y se ha señalado que 15% de los pólipos en mujeres postmenopáusicas son cancerígenos.

Los pólipos endometriales suelen ser únicos, pero en el 20% de los casos pueden ser múltiples y su ubicación habitual es en el fondo uterino, más frecuentemente en los cuernos del útero. No tienen mucha importancia en infertilidad, porque se presentan con más frecuencia en etapas avanzadas de la vida reproductiva, porque la mujer moderna está postergando su deseo de embarazo. Sin embargo, aunque no está demostrado que la presencia de pólipos endometriales pueda afectar a la implantación embrionaria, no es menos cierto que en la mayoría de ocasiones se opta por extirpación del pólipo antes de utilizar cualquier técnica de reproducción asistida.

Síntomas. Cualquier pérdida anormal de sangre vaginal, sobre todo después de la menopausia, debe ser investigada lo antes posible y requiere de la consulta a un médico para descartar un posible cáncer.

Las manifestaciones clínicas más usuales incluyen las siguientes.

  • Reglas abundantes.
  • Periodos de reglas más frecuentes de lo normal.
  • Periodos menstruales más largos de lo normal.
  • Sangrado vaginal después de la menopausia.
  • Hemorragia vaginal entre periodos.
  • Cólicos durante o entre los periodos.

Diagnóstico. El ultrasonido convencional pudiera hacer sospechar un pólipo, pero lo más probable es que sea un endometrio normal de la etapa postovulatoria de un ciclo normal que se confunden con un pólipo. Se puede realizar por histerosalpingografia (HSG), donde se puede apreciar una imagen en el interior de la cavidad uterina, pero el diagnostico diferencial se tiene que hacer con un fibroma.

 

 
 
A. Ultrasonido con sospecha de pólipo
B. HSG de pólipo Vs mioma
 

 

La sonohisterografia (SHG) es muy bien tolerada, se realiza en el consultorio sin anestesia y brinda una excelente información del estado de la cavidad uterina. Es superior al que se obtiene con ultrasonido convencional o la HSG y similar al que se logra con la histeroscopia, que permite la visualización directa de la cavidad uterina mediante una fibra óptica.

En los casos en que no haya disponibilidad de histeroscopia, se puede realizar el curetage uterino, pero hay que tener en cuenta que se puede dejar el pólipo después del procedimiento, aunque se puede ver en el siguiente capítulo una alternativa de tratamiento de una SHG postcuretaje.

 

 
 
A. Pólipo Únicol
B. Pólipos múltiples
 

 

La histeroscopia que es el "patrón oro" para el diagnóstico de esta patología y esta última no sólo permite el diagnóstico sino la extirpación bajo observación directa.

 
 
Pólipos endometriales
 
 

           


Sinequias uterinas Página 1 de 1 
Sinequias uterinas Página 1  

 Artículos relacionados: 

   Mamas visto 8045 veces
   Efectos positivos de los anticonceptivos orales visto 19695 veces
   Pólipos cervicales y pólipos endometriales visto 9323 veces
   Wab 8-2: crioelectrocoagulación en displasias cervicales - técnica visto 7854 veces
   Pólipos cervicales y pólipos endometriales visto 6726 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Suplemento vitamínico mineral indicado para uso durante el embarazo y lactancia.
 
   
Para un óptimo desarrollo y crecimiento en todas las etapas... Complemento alimenticio
 
   
Alivia el dolor y la inflamación.
 
   

Twitter
Alexa traffic