FEMENINOS
Desarrollo de los genitales
Monte de venus
Labios mayores y menores
Vulva y otras estructuras vestibulares
Himen
Clítoris
Vagina
Cuello del útero
Utero
Trompas de Falopio
Ovarios
Visto:  5900 
   CLÍTORIS   
Página 3 de 3
Página 1 Página 2 Página 3
 
 
Fase de deseo

FASES DE LA RESPUESTA SEXUAL

Fase de deseo. Esta fase consiste en las ganas que se sienten de iniciar una actividad genital, es una especie de apetito o interés sexual. El deseo tiene que ver con lo físico, ya que en ese momento se activa una parte del cerebro que libera unas sustancias llamadas hormonas.

La testosterona es la hormona de la sexualidad y se supone que es la hormona masculina; sin embargo, la mujer también la produce en cantidades menores en sus ovarios y glándulas suprarrenales. Después de la primera regla (menarquia) y por efecto de los estrógenos, comienza lo que algunas madres definen como "mi hija tiene las hormonas alborotadas".

El que haya un buen nivel de deseo, no significa que la pareja quiera hacer el amor en cualquier momento y en cualquier lugar, porque los niveles de deseo sexual de él pueden diferir de los deseos de ella. Si una persona se siente muy cansada, probablemente su apetito sexual se vea disminuido.

 

 
 
Fase de excitación
 

Fase de excitación. Esta fase es la consecuencia de la estimulación sexual que puede ser física, psicológica o una combinación de ambas. Las respuestas sexuales, se asemejan a otros procesos fisiológicos, en la medida que se pueden desencadenar lo haran no sólo mediante contacto físico directo, sino a través del olfato, la vista, el pensamiento o las emociones.

Mientras que la erección del pene es la evidente manifestación de la excitación sexual masculina, en la mujer se observan varios cambios que muchas veces no son tan obvios para él.

Una relación sexual para ser placentera debe durar en promedio entre 7 y 13 minutos. Después de 30 se considera algo excesivo y hay quequitarle a la gente el estrés y la presión de supuestos tiempos récords que se debe alcanzar para ser un buen amante.

 

 
 
Fase de meseta

 

Fase de meseta. En esta fase se produce un aumento de la tensión sexual por encima del nivel basal o línea de arranque y se mantienen e intensifican los niveles de excitación, que en principio preparan el terreno para el orgasmo. Aquí la respiración se entrecorta, las pulsaciones son muy altas y todos los efectos de la excitación aumentan.

La duración de esta fase varía mucho de un individuo a otro. Para los hombres que tienen dificultad en controlar su eyaculación, esta fase es extraordinariamente breva y es lo que se llama "eyaculación precoz".

En el caso de algunas mujeres, una fase de meseta suele ser breve y puede preceder a un orgasmo de gran intensidad. En cambio, en otros individuos, una fase de meseta larga y pausada produce una exaltación erótica e íntima, que constituye de por sí, un final satisfactorio, tanto para el hombre común para la mujer.

 

 
 
Fase de orgasmo
 

Fase de orgasmo. Esta es la más corta de todas las fases del ciclo de la respuesta sexual y es difícil saber los límites de un orgasmo, porque tan sólo dura unos segundos. Sin embargo, la respuesta deja un amplio margen de 5 a 50 segundos, dependiendo de la intensidad de la respuesta sexual.

En esta fase la intensidad, duración y el placer global, puede variar de un coito a otro, de una pareja a otra, y de un momento de vida a otro. Lo nuevo, lo diferente, la frecuencia, el estado emocional, el grado de excitación, la ansiedad, la culpa, la ira o la depresión y tantos otros factores, juegan un papel importante en la consecución del orgasmo.

El orgasmo masculino es único, mientras que la mujer tiene la capacidad de múltiples y variadas respuestas orgásmicas, que van a depender de las características personales.

 

 
 
Fase de resolución
 

Fase de resolución. Para un número importante de mujeres experimentar ese breve instante de un acto sexual es una meta casi inalcanzable y la media para conseguirlo es de unos 20 minutos. En esta fase se invierten las alteraciones anatómicas y fisiológicas que ocurrieron durante las fases anteriores.

En las mujeres, las contracciones musculares del orgasmo extraen la sangre de la vagina, lo que provoca la desaparición de la "plataforma orgásmica". El útero retorna a su posición de reposo, desaparece la coloración de los labios y, tanto la vagina como el clítoris, reducen su tamaño y vuelven a su posición habitual.

Durante la fase resolutiva, la estimulación del clítoris, los pezones o la vagina puede resultar desagradable. Si la excitación ha sido intensa, pero no ha habido orgasmo, el retorno a la normalidad hace que la fase de resolución sea más lenta.

 

 

Fase de satisfacción. Esta fase sexual, está ligada a la intimidad, es la máxima expresión afectiva, mayor comunicación emocional y un encuentro entre lo físico y lo espiritual. Cada miembro suele estar muy satisfecho de su relación, porque esta le permitió disfrutar de muchas ventajas a nivel personal:

  • Pudo expresar su sexualidad.
  • Pudo tener a alguien con quien poder hablar de todo.
  • Tuvo la sensación de sentirse querido y de querer a alguien.

En relación al orgasmo es importante saber la intensidad con que se realizó, para saber cuál es el grado de satisfacción. Por ejemplo una mujer multiorgasmica va a tener una respuesta mucho más intensa que la que tendría si en la relación no hubiera tenido un orgasmo. Esto puede ser muy común, porque la sangre atrapada en los órganos pélvicos pueden dar lugar la sensación de pesadez y malestar pélvico.

 

CONSIDERACIONES FINALES

La satisfacción y el orgasmo de una mujer no están relacionados con el tamaño o forma del pene porque la sensibilidad de la mujer está en el clítoris y el tercio externo de la de allí la expresión de que no importa lo largo... sino lo tieso y... lo travieso.

Lo más increíble es que, para la mayoría de las mujeres, el tamaño del pene no es tan importante. Es difícil hacerle entender a un hombre, que las mujeres no se fijan en el tamaño o aspecto de los genitales. La mayoría de ellas aprecian más la “calidad que la cantidad” y más bien…. quién está detrás del pene… que su tamaño en sí. Valoran mucho más las diferentes maneras de acercarse, ser acariciadas, atendidas, amadas y tener el placer sexual que da la sensación de "sentirse penetrada" por el hombre que le gusta o la ama.

Por otro lado, las mujeres prefieren un pene pequeño porque uno grande puede causar que una mujer experimente incomodidad al practicar coito vaginal. La parte final de la vagina se ensancha mucho como para sentir el roce del pene, pero cuando uno grande choca contra el cuello del útero, la mujer puede tener una sensación desagradable, a veces dolorosa, durante esa penetración profunda. También disfrutan más del coito anal porque pueden preferir uno pequeño, que no les genere molestia por la distención que genera un pene grande. La incomodidad física a veces, pesa más que el placer emocional.

 


Himen Página 3 de 3 Vagina
Himen Página 1 Página 2 Página 3 Vagina

 Artículos relacionados: 

   Otros órganos genitales internos visto 7041 veces
   Disfrute de las relaciones anales visto 43270 veces
   Masturbación masculina visto 80517 veces
   Posiciones sexuales - de costado visto 173229 veces
   Tratamiento de los problemas por falla de ovulación visto 5739 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Una visión multidisciplinaria para médicos, pacientes y familiares.
 
   
LUCIARA es el único tratamiento dermatológico eficaz y seguro recomendando por los médicos para prevenir las estrías antes, durante y d
 
   
Es una modalidad de crédito hasta 36 meses para pagar, dirigido a Tratamientos de fertilidad o relacionados con la concepción.
 
   

Twitter
Alexa traffic