RELACIONES ANALES
Relaciones anales
Historia del sexo anal
Posición de las relaciones anales
Disfrute de las relaciones anales
Punto G masculino
Problemas de la penetración anal
Visto:  41769 
   DISFRUTE DE LAS RELACIONES ANALES   
Página 1 de 1
Página 1

DISFRUTE DE LAS RELACIONES ANALES

 
 
Homosexual
Edouard-Herri-Avril (1843-1938)
 

Pareciera que el sexo anal está de moda y algunos afirman que les encanta, a otros les repugna sólo la idea de hacerlo. Otros tienen una actitud ambigua que oscila entre el temor al dolor y el deseo de experimentar la relación.

El disfrute de la sexualidad anal requiere de un aprendizaje más complejo, primero hay que vencer los tabúes, después la falta de educación acerca de cómo tener un sexo anal satisfactorio y, por último, tiene que haber una especie de aprendizaje a disfrutar esta forma de sexualidad.

Se puede decir que la mayoría de las parejas que se inician en el sexo anal no lo continúan practicando, fundamentalmente, por el desconocimiento a como realizarlo satisfactoriamente, por eso le daremos algunos consejos de cómo tener una relación anal satisfactoria.

 

 
 
Anatomía de los genitales
 

ANATOMÍA

La región anal está rodeada por múltiples terminaciones nerviosas interconectadas con los principales músculos de la pelvis. Es el vecino erógeno más cercano de los genitales y de hecho, se contrae rítmicamente durante el orgasmo.

El ano es un apretado "anillo de carne" cuya función es la de controlar la eliminación de los desechos del cuerpo y, además, no se puede controlar totalmente, ya que tiene movimientos reflejos del esfinter interno. Esto puede producir dolor cuando la penetración sexual no se hace con una buena lubricación y.... paciencia.

El orificio del ano está rodeado por dos anillos musculares que tienen un funcionamiento independiente y que son los siguientes:

  • Esfínter externo, que es controlado por el sistema nervioso central y se puede tensar y relajar cuando se desee.
  • Esfínter interno, este es controlado por el sistema nervioso autónomo y la función de éste es mantener un tono de este esfínter. Esto impide que en períodos de reposo y/o ejercicio, los gases y las deposiciones sean eliminados en forma espontánea.

 

 
 
Lubricación
 

LUBRICACIÓN

Contrariamente a la vulva y la vagina, el ano y el recto no segregan la lubricación natural que facilite una relación sexual, por tanto, cuando se practica sexo anal debe usarse algún tipo de lubricante para facilitar la penetración y, por eso, lo más importante es una buena lubricación y es una de las cosas más importantes de la relación anal.

Los músculos no tienen la elasticidad que le permite dilatarse, por esto la penetración anal debe ser practicada con sumo cuidado, para evitar la propensión existente a los desgarros, fisuras anales y sangrado.

En cuanto a los lubricantes naturales, es muy frecuentes el uso de la saliva o bien practicar primero de la penetración vaginal y después la anal, para evitar la posibilidad de infecciones. En caso de sexo anal y por motivos de higiene, siempre es recomendable el uso de condón, incluso en la penetración con objetos sexuales.

 
 
Higiene para las relaciones
anales



 

Se debe tener especial cuidado en emplear un lubricante compatible con preservativo de base acuosa, porque los de base oleica son mejor evitarlos porque pueden dañar el látex.

Pasar la lengua por el ano de la otra persona, e introducirle los dedos impregnados con lubricante con suavidad, ayudaría a dilatar y relajar el ano de la persona que va a ser penetrada, y reduciría la sensación de dolor inicial de la penetración.

Una alternativa para el control del dolor, es el uso de anestésicos de superficie, como la lidocaína en jalea. Tiene la desventaja que disminuye las sensaciones del recto y del pene y puede retrasar el orgasmo masculino. Esta jalea anestésica tampoco es recomendada con el uso de juguetes sexuales, porque se puede estar bloqueando la sensación de dolor, lo cual es una forma de alarma del organismo de que algo puede estar causando daño.

 

USO DEL DILATADOR

 
 
Dilatador anal  
 

Lo más importante de las relaciones anales consiste en la técnica de un vaciado de las materias fecales están en el interior del ano. Se puede usar una "perita", como la que se usa en el lavado vaginal, y luego de repetidos intentos con la perita, el ano queda liberado de las materias fecales. Otra alternativa consiste en un lavado rectal que permite una mejor liberación de las materias fecales.

El empleo de un dilatador anal o consolador puede resultar útil, generalmente cuando tienen forma cónica, aunque puede haber otras variantes como bolitas unidas, que cada vez tengan un tamaño más grande.

En ocasiones en bueno empujar lentamente el objeto introducido, como si se estuviera defecando, para que la dilatación sea más rápida. Quizás puede suponer extraño realizar este gesto de defecar, pero ello no producirá ninguna expulsión inesperada o indeseada de la materia fecal, por lo que se puede empujar sin miedo.

El principio es el mismo:

...jugar con el ano para que éste se acostumbre a tener algo dentro y se relaje...

Es importante que la persona se sienta relajada con el dilatador colocado y pase un tiempo alli metido dentro, para que el cuerpo se acostumbre a esa relajación. una vez que ocurra eso el ano se relaja y es más posible la penetración.

 

Prostata
 

Otra alternativa es empezar con la introducción de un dedo para que se vaya adaptando el orificio y tras repetidos intentos probar con dos dedos, luego se puede pasar a la introducción del pene, pero esta técnica no tiene la ventaja del dilatador.

Una vez vencido el obstáculo del esfínter interno y de permitir que se acostumbre a estar dilatado, los movimientos de empuje suelen ser sin dolor. Por otra parte, las terminaciones nerviosas anales son abundantes y se puede lograr condicionarlas al disfrute sexual.

El “perineo”, que está entre el escroto y al ano, es estimulado fácilmente por la mayoría de las formas de penetración. Además está la próstata, que está localizada en la cara anterior del recto, a pocos centímetros del orificio interno, que hacen que el estímulo táctil o por el pene o por juguetes sexuales, sea placentero en la mayoría de los hombres.

El punto G de los hombres está a unos 5 cm del ano rodeando la próstata. La vejiga esta delante del ano y detrás de los testículos. Podría ser estimulado a través de un masaje prostático, por vía anal, o a través de la presión sobre el perineo.

 

 

Lengua

 

TENER UNA LENGUA EN EL ANO

El lamer el trasero y succionar dentro y alrededor del ano es una forma muy íntima de explorar el ano y esto se aplica a ambos miembros de la pareja. Los miedos a lamer son más mentales y relacionados al olor, sabor y preferencias personales, para que esto sea más placentero. Lo mejor es que ambos deban tomar una ducha para eliminar cualquier olor.

El bordear con la lengua es extremadamente excitante, porque la abertura del ano es muy sensitiva y los labios y lengua muy expresivos. Es tan fácil como lamer la vagina y las mismas acciones crean reacciones placenteras.

Podrá restregar gentilmente los labios sobre el agujero o succionar en la abertura y relajando el ano, como si la persona fuera a defecar, esto expandirá la abertura y le dará más área para poder insertar la lengua lo más profundo y hasta donde ésta pueda llegar. Puede hacer un movimiento rápido con la punta de la lengua y es agradable si se hace con inserción profunda de la lengua.

 

IMPORTANCIA DE LOS GLUTEOS

 
 
Importancia de los glúteos
 
 

Los glúteos humanos son de hecho proporcionalmente más grandes que los de la mayoria de los primates. Se trata de una parte de la anatomía de gran erotismo.... en cualquier rincón del planeta.

Toda persona sueña con un trasero hermoso, sabemos que donde termina la espalda nace una de las partes más importantes del cuerpo para una mujer y para el hombre, y es la zona que acarrea los principales problemas estéticos.

Es sabido además que, con el paso del tiempo, y al igual que cualquier otro músculo si no se ejercitan, comienza a perder firmeza y, por consiguiente, arrastra una serie de problemas para quienes ven cómo sus glúteos comienzan a perder el atractivo.

Los glúteos asimismo son muy sensitivos y con la experiencia de las caricias se estimula el deseo sexual. En algunas posturas de práctica del coito lógicamente también produce un contacto rítmico con los glúteos, lo que es un fuerte estímulo sexual para ambas partes.

 

PENETRACIÓN

 
 
Penetración
 
 

Para la penetración adecuada debe abrir las piernas y pasar los dedos entre los glúteos. Roze el espacio que hay entre el clítoris y el ano o entre el escroto y el ano. Toque suavemente el ano con un dedo y lentamente empújelo a través del orificio anal.

La primera respuesta del ano a la penetración profunda, es un espasmo que ocurre producto de la estimulación del orificio externo y es como un “rechazo a la penetración”. La primera vez, quizá no pueda meter el pene entero, sobre todo si su compañera o compañero no está totalmente relajado.

En ese momento, tal vez se experimente una urgencia violenta de ir al baño. Lo mismo que pasa cuando la persona está a punto de orinar o defecar. También en el interior del ano pude haber una pequeña sensación de quemarse o estar irritado, pero este sentimiento se tornará en placer.

Esto se debe a los reflejos normales de querer excretar las heces o salir cualquier cosa dentro del ano. Pronto condicionara la persona a la normalidad de tener un objeto en su ano y debe ser paciente, porque los sentimientos de miedo y cualquier tensión disminuirán considerablemente. Antes de llegar a mitad del camino, se debe detener la penetración para que él o ella se habitúen a ese momento. El hombre debe entonces a efectuar un movimiento de vaivén suavemente y tiene que estar siempre atento a las reacciones de su compañera o compañero y detenerse si se queja.

En dicho caso, se volverá hacia atrás, hasta que él o ella se encuentren más a gusto. Después que tu compañero te haya penetrado profundo, se debe dar tiempo para acostumbrarse a la sensación. Si le lastima el ano, algo de dolor es normal y, aún con el ano relajado, puede causar contracciones producto del estimulo de la penetración. Puede insertar dos dedos y expandirlos, con lo cual se estrechan los músculos. Puede menear el trasero en movimientos circulares dentro del año, mientras entra y sale lentamente.

Aprenda a comprimir el ano, haga movimientos de tensar y aflojar para poder acariciar el pene. Hay de tener cuidado de objetos afilados como las uñas que pueden ser un problema a menos que se recorten. Si encuentran pequeñas piezas de excremento en la parte final no se debe preocupr, pero si encuentran algo más abundante, puedes limpiar el ano en la ducha para poder continuar.

 

 
 
Orgasmo 
 

ORGASMO

Los genitales no son los únicos órganos responsables del gozo o placer sexual y son aparatos sensoriales que solo llevan información al cerebro. Ahí esa información es procesada y traducida a tensión y excitación sexual, que puede promover la fase orgásmica.

Por la cercanía de las zonas erógenas primaria de los genitales, existe la posibilidad que, tanto un hombre como una mujer, puedan lograr un orgasmo con la estimulación anal, aunque es poco probable sin que haya una estimulación genital simultánea.

Hombre. En ellos el orgasmo se puede lograr si se concentran en la estimulación de la próstata o de la base del pene. Es posible que el masaje desencadene una contracción del músculo que rodea a la próstata con salida de líquido prostático.

Pero si este liquidó se proyectará al exterior a presión, es posible que tales contracciones despierten de un modo reflejo, las del resto de los músculos genitales masculinos y estimulen el reflejo eyaculatorio completo del orgasmo.

Mujer. Ella no tiene las estructuras anatómicas de los genitales externos del hombre y, por tanto, el disfrute depende de otros factores, fundamentalmente relacionados con fantasías sexuales, a través de las contracciones de los músculos pélvicos y el hecho de que se está entregando por completo a su pareja.

Para que una mujer tolere mejor una penetración anal, debe estar muy excitada y, preferiblemente, debe tener una estimulación previa del clítoris. Bajo esta premisa, tanto su cuerpo del hombre como el de la mujer, constituyen poderosos aparatos de sensaciones eróticas, que le permitirán la vía al placer sexual extraordinario.

 

 
 
Pareja con mayor
placer



 

EL CAMINO A MAYORES PLACERES

Si ya te familiarizaste con la nueva parte de tu cuerpo, tu ano, puedes comenzar a experimentar con tu pareja. Debes elegir inteligentemente a tu compañero y buscar las mismas cualidades que querías la primera vez que hiciste el amor. Una pareja gentil, amable y comprensiva es muy importante en el principio.

Es debe explícar como siente y lo que quiere que esa persona le haga, o bien el "sexo anal", para que no haya penetración o el "coito anal", donde hay introducció del pene o un instrumento en el ano. Se debe encostrar un compañero que guste del sexo, que acaricie su trasero y juegue con el ano mientras hacen el amor.

También puede hacer que la pareja te haga sexo oral mientras inserta uno o varios dedos en su ano. Será más fácil si la persona encuentra en buena posición para alcanzar el ano y así estarán en una mejor posición para relajar los músculos mientras él juega gentilmente con tu abertura.

Si estás ansiosa o ansioso y no puedes relajarte, tomate tu tiempo, el sexo anal no es la cosa más fácil de aprender. Si encuentra dificultades, no se debe sientir mal, el ano puede estar siguiendo malos hábitos o no se está abriendo, tomese su tiempo y práctique, pero al final funciona.

Es muy importante que hable con la persona con la que quiere hacer el amor y le diga lo que siente. Un acto placentero que pueda relajar el ano, es pedir a la pareja que haga círculos en la abertura con las yemas de los dedos lubricadas; esto tiene un efecto calmante y, si su compañero es gentil, y él también se relajará.

Si no consigue completar la penetración del ano, quizá tenga un bloqueo mental que no le permitirá ser penetrada o penetrado. Si es el caso, converse con su pareja al respecto. Si la persona no es realmente seria acerca del sexo anal y no puede relajarze, tal vez es mejor que visiten a un consejero o un terapista sexual. Por el contrario, si no tienen serios problemas con la experimentación anal, es tiempo de tener a su pareja penetrándola por el ano.

 


Posición de las relaciones anales Página 1 de 1 Punto G masculino
Posición de las relaciones anales Página 1 Punto G masculino

 Artículos relacionados: 

   Homosexualidad visto 49261 veces
   Condiciones de uso visto 13191 veces
   Diagnóstico de los problemas de cuello uterino visto 15352 veces
   ¿Cuál será la receta para tener varón? visto 15384 veces
   BDSM (Bondaje, Disciplina, Sado-Masoquismo) visto 12121 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Alivia el dolor y la inflamación.
 
   
Tu tienda online
 
   
Es considerado una de las mejores alternativas como ejercicios para tonificar, fortalecer y mejorar la flexibilidad muscular.
 
   

Twitter
Alexa traffic