SEXUALIDAD
Primer trimestre
Segundo trimestre
Tercer trimestre
Puerperio
Recomendaciones generales
Visto:  36064 
   RECOMENDACIONES GENERALES   
Página 1 de 1
Página 1
 
Sexualidad
 

En relación con el tema de la sexualidad durante la gestación, el sexo es a menudo un factor de preocupación para muchas mujeres embarazadas.

Durante el transcurso del embarazo, las mujeres deben lidiar con innumerables cambios tanto en el plano físico como en el emocional, y esos cambios pueden llegar a afectar la forma en la que perciben, disfrutan y experimentan el sexo.

Existen muchas interrogantes y conceptos errados. Aquí le presentamos algunas de las preguntas más comunes que se hacen las mujeres embarazadas y sus parejas, cuando deben tocar el tema del sexo durante el embarazo, por lo que, se harán las siguientes observaciones, basadas en estudios científicos:

 

  • No hay incompatibilidad entre el embarazo y el ejercicio de la función sexual, la cual se puede realizar desde el momento de la concepción hasta el mismo día del parto, siempre que exista el deseo y no existan complicaciones.
  • Aunque se ha demostrado que el orgasmo ocasiona contracciones uterinas, hasta la fecha no existe demostración estadística significativa de que sean capaces de iniciar el trabajo de parto. Aquellas parejas en las que el embarazo terminó en un aborto espontáneo, deben entender que es muy poco probable que la actividad sexual haya sido la causa directa de la pérdida.
  • Se ha sugerido que se evite el coito en las pacientes con pérdida fetal recurrente y en aquellas pacientes con tendencia al parto pretérmino. También se ha sugerido, en este tipo de pacientes, las relaciones sexuales con preservativos por la posibilidad de que las prostaglandinas del líquido seminal ocasionen contracciones uterinas capaces de iniciar el trabajo de parto. Otros sugieren no evitar el coito, pero sí el orgasmo, por las razones mencionadas anteriormente.
  • tooltips_imagen
    Sexualidad
    Las posiciones que no presionan el abdomen de la mujer son más cómodas. Esas posiciones incluyen la de la entrada por la parte posterior: con los dos compañeros de rodillas, con el hombre detrás de la mujer o tumbados de costado con el hombre curvado sobre la espalda femenina.
  • La ingestión del semen durante la relación oral no tiene ningún efecto sobre el embarazo, siempre que el esposo o compañero esté libre de microorganismos que puedan producir enfermedades de transmisión sexual.
  • Durante el sexo oral, debería asegurarse de que su pareja no soplara aire dentro de su vagina. A pesar de que es algo extremadamente raro, ésto podría causar que una burbuja de aire ingresara en su torrente sanguíneo, poniendo en riesgo su vida y la de su bebé.
  • El sexo anal también es seguro durante el embarazo, siempre que se tomen las precauciones necesarias para evitar una infección de transmisión sexual. Cuando tenga sexo anal proceda muy lentamente, particularmente durante el transcurso del tercer trimestre. En caso de sentir alguna clase de dolor o molestia suspenda esa práctica. No debería olvidarse de usar un buen preservativo cuando estuviera practicando sexo anal.
  • Hay estudios que han comparado a los bebés nacidos de mujeres que continuaron teniendo relaciones sexuales durante el embarazo, con los de mujeres que dejaron de practicar el coito en algún momento de la gestación. La investigación también ha comparado a los bebés nacidos de madres que informaron haber tenido orgasmos con bebés cuyas madres no los tuvieron. En ambos estudios, los investigadores no encontraron diferencias significativas en ninguna evaluación de la salud del recién nacido.
  • La presencia de un cuello maduro con feto encajado no contraindica la actividad sexual, aunque se recomiendan las posiciones en que la introducción no sea profunda.
  • Entre las contraindicaciones se encuentran: ruptura prematura de membranas, sangrado genital, infección genital de uno o ambos cónyuges, el soplado vigoroso de aire en la vagina, porque puede producir una embolia y conducir a la muerte de la madre y del feto. La falta de deseo por parte de la mujer debe ser respetada, porque relaciones forzadas en ésta época pueden tener consecuencias psicológicas importantes en el futuro.
  • Se ha señalado que el sexo durante el embarazo, produce un cambio que puede resultar muy positivo porque es más espontáneo y relajado, sobre todo en las parejas que tuvieron problemas de fertilidad debido a que pueden disfrutar de su sexualidad espontáneamente sin estar pensando en termómetros, calendarios o días especiales del ciclo para poder tener sus relaciones.
  • También se ha descrito que una buena sexualidad durante el embarazo, es importante para preparar el cuerpo para un parto vaginal, debido a que los músculos de la vagina se ejercitan durante una relación sexual, y mejoran su tono muscular para el momento del nacimiento.

Puerperio Página 1 de 1 
Puerperio Página 1  

 Artículos relacionados: 

   Duración del embarazo visto 7319 veces
   Viajar por avión, mar o tierra durante el embarazo visto 5811 veces
   Estructuras que se pueden ver con el ultrasonido visto 12758 veces
   ¿Cuáles son las causas de la diábetes gestacional? visto 6113 veces
   Pruebas de embarazo visto 27103 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Para un óptimo desarrollo y crecimiento en todas las etapas... Complemento alimenticio
 
   
FEGEM (Hierro con Ácido Fólico)
 
   
Es una modalidad de crédito hasta 36 meses para pagar, dirigido a Tratamientos de fertilidad o relacionados con la concepción.
 
   

Twitter
Alexa traffic