SEXUALIDAD
Primer trimestre
Segundo trimestre
Tercer trimestre
Puerperio
Recomendaciones generales
Visto:  4756 
   TERCER TRIMESTRE   
Página 1 de 1
Página 1
 
Tercer trimestre
 

EMBARAZO

El final del último trimestre, puede ser un período de malestar y de incomodidad. Cada nuevo día parece más largo que el anterior y, con frecuencia, la mujer se desvela buscando una posición más confortable y la despiertan los movimientos del feto o la necesidad imperiosa de micción.

Las energías de la madre son escasas y la irritabilidad bastante acentuada. Si es el primer embarazo, es probable que se inquiete por los dolores y vicisitudes del parto y, con frecuencia, le preocupa que su hijo no sea normal.

En ocasiones la madre experimenta una mengua en la propia estima porque, a estas alturas, tiene la sensación de estar a merced del ser que lleva en su seno y está condicionada a las exigencias de un cuerpo que no le parece enteramente suyo.

La disminución del deseo en esta última etapa del embarazo es muy frecuente: un 5% presenta un aumento en el deseo sexual, un 40% dice que el deseo es el mismo de siempre y más del 50% se queja de una disminución o ausencia del mismo.

El último trimestre no deja de ser un período difícil para el padre, debido a que los cambios en la figura y las molestias físicas de su pareja hacen que no se sienta sexualmente atraído por ella.

En ocasiones, la gestante se muestra más apegada a su madre durante el embarazo; hablan y pasan más tiempo juntas a medida que se aproxima la fecha del nacimiento.

Otras veces, la relación de la mujer embarazada con su médico contribuye a que el marido se sienta relegado. Por todo ello la vida social, los pasatiempos comunes y los pequeños avatares de la vida cotidiana, dejan de ser lo que eran antes y se comprende que el marido desee, fervientemente, que todo vuelva a la normalidad.

Sin embargo, la mayoría de los hombres se sienten más unidos con su pareja y aumentan la fidelidad y la gratitud hacia la esposa o compañera que se halla en una avanzada fase de gestación.

Por lo común, el hombre se alegra de no ser él quien pase por ese estado de buena esperanza y se preocupa de que su pareja se encuentre cómoda. Cuando se ha previsto que el nacimiento tenga lugar en una clínica y no en la casa, expresa su nerviosismo para cuando llegue el momento en que sea preciso trasladarla al hospital.

Si es el primer hijo y el hombre solicita estar presente en el parto, se suele mostrar reticente y tener dudas de si en la clínica se sabrán comportar y estar a la altura de sus expectativas.

 


Segundo trimestre Página 1 de 1 Puerperio
Segundo trimestre Página 1 Puerperio

 Artículos relacionados: 

   Primer mes visto 19168 veces
   Capítulo 17 - Pérdida fetal recurrente visto 6693 veces
   Efectos de la radiografía al bebé visto 10199 veces
   Efectos positivos de los anticonceptivos orales visto 20676 veces
   Estructuras que se pueden ver con el ultrasonido visto 12968 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Es una modalidad de crédito hasta 36 meses para pagar, dirigido a Tratamientos de fertilidad o relacionados con la concepción.
 
   
Suplemento vitamínico mineral indicado para uso durante el embarazo y lactancia.
 
   
Una visión multidisciplinaria para médicos, pacientes y familiares.
 
   

Twitter
Alexa traffic