TÚ Y YO EN LA CAMA
Zonas erógenas
Zonas erógenas de la mujer
Zonas erógenas del hombre
Sexo oral
Cunnilingus (lamer y chupar la vulva-clítoris)
Felación (lamer y chupar el pene-escroto)
Sexo sin penetración
Sexo en grupo
Visto:  32617 
   ZONAS ERÓGENAS DEL HOMBRE   
Página 1 de 1
Página 1
 

Zonas erógenas
del hombre
 

ZONAS ERÓGENAS: HOMBRE

Para llegar al placer sexual ideal el primer paso es familiarizarse con tu cuerpo, tratando de encontrar las zonas erógenas del hombre, que sirvan como puntos clave desde el juego previo hasta llegar al clímax.

Para lograr los mejores resultados, se debe buscar el ambiente más adecuado posible, evitar estar en lugares donde puedan ser vistos por otras personas y buscar un lugar donde ambos se sientan cómodos.

Cada persona posee un mapa erógeno exclusivo y diferente.  Las zonas erógenas del hombre son lugares de alta sensibilidad hacia el estímulo erótico y son diferentes para la mujer. A pesar de que estas zonas del hombre son bien conocidas, en ocasiones se nos han presentado situaciones en las que no hemos sabido estimularlas.

A continuación se analizarán las diversas zonas erogéneas primarias del hombre: 

 


ZONAS ERÓGENAS PRIMARIAS

Cada persona presenta zonas erógenas diferentes, es por eso la importancia de la comunicación con tu pareja, ya que necesitas ir descubriendo en qué partes de su cuerpo sienten más placer en respuesta a tus caricias. Hay que hacer énfasis en que cada persona tiene zonas erógenas específicas y no siempre puede agradarle a tu pareja alguna caricia en la que te enfoques.

Descubran poco a poco qué parte del cuerpo disfrutan que se acaricie para lograr una sensación más placentera y excitante. A diferencia de la mujer, en el hombre el pene, el escroto y los testiculos son las zonas erógenas por excelencia, que responderán a la simple toque de los genitales masculinos, esto son actos enriquecedores y satisfactorios de comunicación sensual.

Las partes del cuerpo más sensibles o erógenas y que responden con mayor facilidad a una estimulación que causa una excitación más intensa, son las siguientes:

 

 

Zona erógena:
pene, glande y prepucio,
 

Pene. El pene del griego “péos” o del latin “penis” no es sólo un arrollado de carne con un tubo en medio es, en verdad, una de las partes más importantes del hombre....o, por lo menos, así lo considera él. Tener un pene puede ser divertido, es fácil jugar con él y hasta nos deja orinar parados. Dicen que el mejor amigo del hombre es el “perro”...... cuando en verdad, para muchos..... es el “pene”.

Un pene que funcione adecuadamente va a permitir la masturbación, una adecuada relación sexual y vaciar la vejiga. Además, es el mejor termómetro de cómo está la salud física y mental del hombre. Un pene con problemas de erección se puede deber a diabetes, enfermedad cardiovascular, depresión, ansiedad, etc...

El pene está compuesto de terminaciones nerviosas en todo lo largo y ancho, pero particularmente en la zona superior. Su simple caricia suele ser motivo de excitación y es especialmente sensible en la punta. Hay que tener en cuenta que los hombres que no están circuncidados, tienen una cabeza más sensible, y a veces necesitan que las mismas sean manejadas más suavemente.

 

Glande. Es el extremo o punta del pene, está compuesto por tejido esponjoso y múltiples terminaciones nerviosas que lo hacen muy sensible. Tiene forma de cono y está recubierto por un pliegue de piel suelta llamada “prepucio”. Es una zona extremadamente sensible, sobretodo en su extremo (la corona), ya que es particularmente rico en terminaciones nerviosas.

La estimulación directa del glande y puede hacerse al principio, pero se convierte rápidamente muy sensible y desagradable cuando la excitación es fuerte. Debido a la extrema sensibilidad la mejor forma de estimulación es la oral, ya que el contacto con la lengua es mucho más suave que con las manos o los dedos. En caso de que se usen los dedos o cualquier otra parte del cuerpo u objeto, hay que tener la zona bien lubricada para que el contacto sea suave.



Prepucio o frenillo. Es la parte de piel que mantiene unido el prepucio al glande. Esta fina capa de piel posee una red de terminaciones nerviosas muy superficiales, debido al poco espesor de la capa de la dermis, por tanto, puede ofrecer una fuente de placer.

Algunos hombres tienen el frenillo extremadamente corto y cuando la penetración es profunda y se usan movimientos bruscos, el frenillo llega a romperse con el consiguiente dolor y posible sangrado. Por esto, es recomendable que vaya al urólogo y para que lo corte. En muchas culturas, ya sea por tradición, por higiene o por religión, el prepucio es cortado justo al nacer el niño o a los pocos años de vida, lo que se conoce como "circuncisión".

 

 

Pene, testiculos y
otras estruturas

 

Escroto. Es el saco que contiene los testículos. La piel del escroto es muy sensible, por tanto el hecho de acariciar o besar esta zona provoca una sensación muy placentera. Acariciar el escroto con la mano o con la boca durante el proceso de excitación puede contribuir a que se afiance la erección más rápidamente. La sensibilidad de esta zona se multiplica, al estar más en contacto con la parte que produce las caricias.



Testiculos. Son extremadamente sensibles y si se aplica mucha presión a los testículos, causara mucho dolor. Pueden estimularse con la lengua, mediante suaves lamidos o manualmente mediante caricias. Siempre hay que ir con cuidado y no dar toques bruscos ni golpes y esto no significa que no deba tocarlos, ya que si desea excitar realmente al hombre, deberá acariciarle suavemente los testículos, con una de sus manos. Pero mucho más erótico y muchísimo más excitante, sería que le pase la lengua suavemente por el escroto.

 

Ano. La abundancia de terminaciones eróticas alrededor del ano, hace que también sea una zona sensible a estímulos de todo tipo. El ano es sexualmente excitable, y la mayoría de los hombres encuentran placer cuando se lo acarician, lo lamen o lo besan.

 


Zonas erógenas de la mujer Página 1 de 1 Sexo oral
Zonas erógenas de la mujer Página 1 Sexo oral

 Artículos relacionados: 

   Historia de la homosexualidad visto 92324 veces
   Himen visto 60988 veces
   Fase de deseo del hombre visto 15987 veces
   Historia del condón visto 85023 veces
   Fase de deseo de la mujer visto 10684 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
KAMAGRA (Sildenafil). Se utiliza para tratar la disfunción eréctil.
 
   
LUCIARA es el único tratamiento dermatológico eficaz y seguro recomendando por los médicos para prevenir las estrías antes, durante y d
 
   
Para tener un sueño natural y reparador.
 
   

Twitter
Alexa traffic