OVARIOS
Ovarios
Ovulación
Estudios de la ovulación
Tratamiento de los problemas por falla de ovulación
Síndrome de ovarios poliquísticos
Diagnóstico de los ovarios poliquísticos
Tipos de quistes de ovarios
Problemas de operar los ovarios
Insuficiencia de la fase lúteal
Alteraciones ovulatorias
Hiperprolactinemia
Visto:  5473 
   ALTERACIONES OVULATORIAS   
Página 1 de 1
Página 1

SÍNDROME DEL FOLÍCULO OVÁRICO NO ROTO

tooltips_imagen

 

Folículo presente, pero no se rompe

Es una condición donde en el comienzo del primer ciclo menstrual hay aproximadamente 1.000 folículos, pero en el momento de la ovulación un sólo folículo se rompe. Si no ocurre la salida del óvulo, luego que ha transcurrido el período ovulatorio de 38 horas posterior al pico de LH, que es hormona que provoca la ovulación, es lo que se conoce como “síndrome del folículo ovárico no roto”:

En un principio el diagnóstico se hacía por laparoscopia o laparotomía porque no se veía el “estigma ovulatorio” durante la fase lútea, que normalmente ocurre en el pico de LH. Con el desarrollo del ultrasonido, el diagnóstico es más fácil al evaluar, cuando el estudio se hace de manera seriada para ver las características del “folículo dominante”, que es la estructura más grande que se desarrolla en cada ciclo menstrual y que eventualmente producirá la salida del óvulo.

Cuando éste folículo no se colapsa y no ocurre la expulsión del óvulo por falta de la ruptura folicular que ocurre después de 48 horas del pico de LH, se establece el diagnóstico del “síndrome del folículo ovárico no roto”.

La frecuencia con que ocurre esta patología y su asociación con la infertilidad no está bien establecida; sin embargo, se ha señalado que se puede presentar en el 11% de los ciclos de mujeres normales y entre 11,5% y más del 50% de los ciclos de mujeres con “infertilidad de causa desconocida”. Se observa con mayor frecuencia en pacientes con endometriosis, síndrome de ovarios poliquísticos, historia de operaciones pélvicas y en las que ingieren antiinflamatorios no esteroideos durante el período ovulatorio.

Se ha señalado que con la inducción de la ovulación mediante la administración gonadotrofinas hipofisiarias, seguido de gonadotropina coriónica humana (HCG), se logra la ruptura folicular en la mayoría de estas pacientes; sin embargo, en casos en que no se logre el éxito con el uso de estos medicamentos, se puede realizar la ruptura mecánica del folículo mediante una “inseminación por punción folicular”, que consiste en la punción de los folículos por vía transvaginal.

 

SÍNDROME DEL FOLÍCULO OVÁRICO VACÍO

 
 
Folículo ovárico vacio
 

Se caracteriza por la falta de recuperación de oocitos, después de una adecuada inducción de la ovulación y un desarrollo folicular aparentemente normal para fertilización in vitro, inclusive después de repetir la aspiración y realizar el lavado folicular con medio de cultivo.

La causa de este síndrome no está clara, algunos autores señalan que se produce por una alteración del desarrollo folicular, que genera una “atresia oocitaria temprana” con una respuesta hormonal aparentemente normal; sin embargo, otros consideran que este síndrome no existe y que el fallo en la recuperación oocitaria se debe a un daño farmacológico de las hormonas usadas para favorecer la maduración folicular.

Ecográficamente es difícil hacer el diagnóstico de ausencia del óvulo dentro del folículo. Hace falta un ecosonografista bien experimentado con equipos digitales sofisticados y, así y todo, la precisión diagnóstica es baja. Se ha señalado una incidencia que varía entre 2% y 7%, que es más frecuente en pacientes de edad avanzada y que las mujeres que lo presentan tienen 20% de riesgo de recurrencia en un nuevo ciclo de fertilización in vitro; así como también menor posibilidad de éxito.

La aparición de este síndrome es un evento frustrante tanto para la paciente como para el equipo que realiza el in vitro, por lo que se realiza la aspiración de aproximadamente el 10% del total de folículos y que no se prosigue hasta que el embriólogo no observa algún oocito en el líquido folicular. Si aparece un oocito se prosigue con la aspiración de todos los folículos, en caso contrario, se suspende la aspiración y se coloca de nuevo la HCG para realizar una nuevo procedimiento a las 24 horas, con lo que se ha logrado la obtención de oocitos e inclusive embarazos.

    


Insuficiencia de la fase lúteal Página 1 de 1 Hiperprolactinemia
Insuficiencia de la fase lúteal Página 1 Hiperprolactinemia

 Artículos relacionados: 

   ¿Cómo ocurre el proceso de fertilización? visto 308988 veces
   Ovarios visto 60640 veces
   ¿Qué son los anticonceptivos inyectables? visto 142115 veces
   Ovarios visto 16075 veces
   Estudios de la ovulación visto 9305 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Una visión multidisciplinaria para médicos, pacientes y familiares.
 
   
Suplemento vitamínico mineral indicado para uso durante el embarazo y lactancia.
 
   
LUCIARA es el único tratamiento dermatológico eficaz y seguro recomendando por los médicos para prevenir las estrías antes, durante y d
 
   

Twitter
Alexa traffic