VAGINA
Vagina
Infecciones pueden afectar la vagina
Flujo vaginal
Lavados vaginales
Flujo vaginal anormal
Prurito o ardor de los genitales externos
Glándulas de Bartholino
Toallas sanitarias vs tampones
Cirugía para reparar el himen
Visto:  23443 
   CIRUGÍA PARA REPARAR EL HIMEN   
Página 1 de 1
Página 1
 
 
El himen



 

HIMEN

Puede cubrir por completo el introito pero, en general, lo rodea como un anillo ajustado. Cuando lo cubre por completo tiene unos pequeños orificios por donde drena la sangre menstrual. Muchas personas tienen la creencia de que el himen está localizado dentro de la vagina; no es así, es parte de la vulva y por tanto está situado fuera de la vagina, formando parte de los órganos genitales femeninos externos .

El tamaño y forma del himen varía mucho de una mujer a otra. Algunos bebés nacen con un himen no perforado o cerrado. El médico debe examinar la vulva de la recién nacida para confirmar que su himen se encuentra en perfecto estado.  Si la niña nace con el himen cerrado por completo y no tiene orificios por donde pueda salir el flujo menstrual, es posible que la menstruación no fluya libremente fuera del cuerpo, lo que puede resultar doloroso y tener complicaciones que incluso requieran de una intervención quirúrgica.

En tiempos pasados, cuando las mujeres de clase alta llevaban una vida inactiva y se casaban muy jóvenes, era normal que conservaran el himen hasta sus primeras relaciones sexuales, cuando se rompía con la penetración del pene y causaba un breve sangrado.

 

Características del himen. El himen puede ser de distintos tamaños, grosores y formas. Antes de la pubertad, los tejidos de la vulva son generalmente muy frágiles y delgados. Cualquier actividad que someta estos tejidos a una gran tensión puede estirar y por tanto lastimar el himen.

 

Formas del Himen

 
  

Rotura del himen. Esta generalmente sucede durante la primera relación sexual con coito o por violación. Sin embargo, muchas niñas y adolescente desgarran o dilatan su himen durante la práctica de algunos deportes como ciclismo, equitación, gimnasia, montar a caballo o con el uso de tampones o mientras se masturban. Una muchacha puede no ser consciente de que esto ocurre, cuando no hay sangre o dolor durante el evento y algunas mujeres nacen sin himen. También se conocen muchos casos de embarazo en mujeres que su himen está intacto.

 
 
Partes del himen

 

En algunas mujeres, el himen se rompe en más de una ocasión. Incluso algunos son lo suficientemente elásticos para permitir que la vagina sea penetrada sin que el himen se desgaste. Esto suele ocurrir si la dilatación vaginal se produce gradualmente con los dedos u con otros objetos durante un período extenso particularmente y si el pene es delgado.

Si el himen es grueso y estrecho puede desgarrarse en la primera relación sexual y producir sangrado o puede ser tan blando y flexible, que no se produce desgarro alguno y no hay sangrado. Ocasionalmente, un vaso sanguíneo más grande puede sangrar en forma abundante y el sangrado se puede controlar presionando directamente sobre el punto de sangrado. Muy raramente se necesitará asistencia quirúrgica al punto de necesitar una transfusión.

Funciones del himen. Se considera que la función del himen es proteger la vagina de la niña, de infecciones y microorganismos externos. Con la llegada de la adolescencia, la vagina desarrolla su propia “flora vaginal” para defenderse y el himen pierde su utilidad. Con el paso de los años el himen se pone más fino y se puede romper con facilidad.

El himen no desaparece por "arte de magia" cuando algo se inserta en la vagina, puede estirarse o rasgarse lo suficiente para permitir la entrada de lo que se introduzca. Por ejemplo, si una adolescente se introduce dos dedos en la vagina durante la masturbación, su himen puede rasgarse todavía al tener relaciones sexuales por vez primera, puesto que un pene suele ser más grueso que dos dedos.

Importancia del himen. En el pasado, si una mujer en su noche de bodas, al tener su primera relación sexual resultaba dolorosa y manchaba las sábanas con sangre, era prueba evidente de que era “virgen” y no pasaba nada. Pero en ciertas culturas el himen tiene un simbolismo que ha ocasionado traumas a gran número de mujeres.

Para ellas, es indispensable demostrar la integridad del himen, como condición indispensable para el matrimonio pero puede pasar que una mujer joven avergonzada, rodeada de una "horda de parientes masculinos" y todos los hombres quieren saber el porqué en su noche de bodas no hubo sangrado.

Unas simples palabras tranquilizadoras del médico pueden salvar el honor de la mujer en casos como este. La novia posiblemente tenía un himen elástico, algo bastante frecuente, y en estos casos no se produce sangrado. El que exista o no himen no es un indicativo exacto de que una muchacha siga siendo virgen. No se puede verificar con un simple examen físico si una adolescente o mujer ha tenido coito. Solamente un 50% de las mujeres tienen sangrado la primera vez que tienen relaciones sexuales, por lo que unas sábanas manchadas de sangre no indican de forma fiable la existencia de la virginidad.

En algunos casos, los recién casados tienen que mostrar una “sábana llena de sangre”, para indicar la virginidad prematrimonial, de allí que algunas parejas escojan la fecha de la regla para casarse. Otra forma de lograr sangrado en la noche de bodas es mediante la inserción de un “huevo de gallina fértil” antes del coito para así ocultar la posibilidad de una relación sexual anterior con la aparición de sangre.

Cirugía para reconstruir el himen. En las mujeres, que aspiran casarse con hombres que le exigen la virginidad, tienen que recurrir a una cirugía para reconstruir el himen, a escondidas de su futuro marido. Para saber si se puede hacer la cirugía, es necesario que la paciente venga a la consulta para poder valorar la factibilidad del procedimiento, porque depende del grado de desgarro que la mujer sufrió en la relación sexual.

Si no ha tenido mucha actividad sexual generalmente se puede hacer algo, pero si ha tenido muchas relaciones o varios compañeros usualmente no se puede hacer nada. El procedimiento es conocido con distintos nombres: himenorrafía, himenoplastía, reconstrucción del himen o cirugía reparadora del himen. La intervención es económica, sencilla, bajo anestesia local y se puede ir a la casa inmediatamente.


Toallas sanitarias vs tampones Página 1 de 1 
Toallas sanitarias vs tampones Página 1  

 Artículos relacionados: 

   ¿Cuáles son los síntomas de la candidiasis? visto 52813 veces
   Útero visto 4769 veces
   ¿Cómo puedo tratar la disminución de la líbido? visto 5010 veces
   ¿Qué relación existe entre la nutrición y la dieta? visto 4527 veces
   Sexo sin penetración visto 26323 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
LUCIARA es el único tratamiento dermatológico eficaz y seguro recomendando por los médicos para prevenir las estrías antes, durante y d
 
   
Para un óptimo desarrollo y crecimiento en todas las etapas... Complemento alimenticio
 
   
Una visión multidisciplinaria para médicos, pacientes y familiares.
 
   

Twitter
Alexa traffic