VAGINA
Vagina
Infecciones pueden afectar la vagina
Flujo vaginal
Lavados vaginales
Flujo vaginal anormal
Prurito o ardor de los genitales externos
Glándulas de Bartholino
Toallas sanitarias vs tampones
Cirugía para reparar el himen
Visto:  16187 
   FLUJO VAGINAL   
Página 1 de 1
Página 1
 
 
Consulta médica
 
 

FLUJO VAGINAL

El flujo es una condición normal no sólo de la mucosa vulvo vaginal, sino de todas las mucosas del organismo en general. Estas secreciones cumplen funciones de humectación y lubricación, los cuales ayudan a prevenir y combatir infecciones.  El flujo vaginal proviene de las secreciones de vagina, cuello uterino, endometrio y trompas. Parte de esas secreciones caen por las trompas hacia el abdomen, pero otras salen hacia el exterior manchando la ropa interior y causando preocupación de si es o no es normal.

La apariencia y consistencia de este flujo vaginal puede variar dependiendo del día del ciclo menstrual o durante el embarazo, sin que esto deba causar preocupación. La cantidad de secreciones varía mucho dependiendo de la sensibilidad del tejido mamario a los estrógenos. Es un mecanismo similar al del tamaño de las mamas, al igual que hay mujeres con mamas grandes y mamas pequeñas, que también hay mujeres con mucho flujo y poco flujo sobre todo durante la respuesta sexual.

Esas secreciones se hacen más evidentes cuando la mujer comienza a desarrollarse y la mamá se da cuenta que su hija está manchando la ropa interior. El color varia deperdiendo dependiendo de la etapa del ciclo en que se encuentra. Cuando el flujo vaginal se pone en contacto con el aire, esta pasa de ser "cremosa" a un color "verdoso", producto de la oxidación del flujo en contacto con el oxígeno, pero todos esos cambios son normales.

 

VARIACIONES DURANTE EL CICLO MENSTRUAL

Cuando se termina la regla el flujo es escaso, cuando se va acercando a la época de la ovulación se vuelve abundante y si se introduce el dedo en la vagina es cristalino y elástico. Cuando este cae en la ropa interior adquiere el aspecto "verdoso" por la razón que se mencionó anteriormente. Luego de la ovulación el flujo disminuye hasta el siguiente ciclo menstrual.

 

 

    A: antes y después de la ovulación          B: durante la ovulación

 

 

CAMBIOS DURANTE LA RESPUESTA SEXUAL

La primera señal de excitación sexual en la mujer es la aparición de una lubricación vaginal, que se inicia de 10 a 30 segundos después del principio de la estimulación sexual. Esta lubricación es producida por el aumento de flujo hacia las paredes de la vagina, que provoca la "percolación" de un fluido a través de las paredes de la vagina, en un proceso llamado “trasudación”.

La secreción se presenta en forma de pequeñas gotas aisladas, que fluyen en sucesión y que acaban por humedecer toda la superficie interna de la vagina. En la fase inicial de la excitación sexual, la cantidad de fluido es a veces tan escasa que ni la mujer ni su compañero lo notan, sin embargo, a medida que la excitación aumenta, usualmente tiene una lubricación adecuada.

La densidad, cantidad y olor varían mucho de una mujer a otra y, en una misma mujer, de un momento a otro. Una lubricación adecuada facilita la penetración del pene y la suavidad del movimiento de empuje hace que la mujer sienta se cómoda y sin molestias durante el coito. Si no se lubrica bien tiene una “resequedad vaginal”, que es una de las causas principales de la “dispaurenia” (dolor durante la relación sexual). Este problema puede estar originado por múltiples causas, principalmente orgánicas o psíquicas como se analiza a continuación.

 

PROBLEMAS DE SEQUEDAD VAGINAL

 
 
Resequedad vaginal
 
 

Causas orgánicas. La falta de estrógenos en el organismo es la causa que suele darse con más frecuencia para que exista sequedad que es típico de las mujeres con menopausia y que pueden solucionar su problema más fácilmente con un tratamiento adecuado, mezcla de estrógenos y lubricantes. Algunos anticonceptivos también son responsables de la sequedad, sobre todo cuando tienen entre sus componentes excesos de andrógenos y bajos en estrógenos a la vez. La solución está en cambiar de método anticonceptivo.

Otras causas a las que se les da menos importancia pero que pueden motivar una disminución de la lubricación son: el período post-parto, el período de lactancia, la diabetes, una intervención quirúrgica o una infección vaginal.

Causas psíquicas. El principal motivo es el conjunto de temores que se tengan respecto a la sexualidad, que influyen en la facilidad para lubricar vaginalmente. Es importante saber que las mujeres a las que no les resulte agradable el sexo serán las más propensas a tener sequedad vaginal. También el lugar de encuentro para realizar el acto sexual también influye en la respuesta sexual..

Otra causa puede ser la frecuencia con que se mantienen relaciones sexuales, las mujeres con relaciones esporádicas son más asiduas a tener sequedad que las que mantienen una vida sexual activa, independientemente de la edad u otro factor.

 

CAMBIOS DURANTE EL EMBARAZO

Durante el embarazo el flujo vaginal se hace muy abundante y no debe preocuparse por esto. Es un mecanismo de defensa que tiene la naturaleza para evitar que las infecciones suban a donde se encuentra el feto. Al aumentar las secreciones, se lava más la vagina y evita el ascenso de gérmenes que pueden potencialmente dañar a su bebé. Después del parto aumentan las secreciones, que en ese momento se llaman “loquios”, con el fin de expulsar una capa que se formó entre la placenta y el útero.

 

 
 
La menopausia
 

CAMBIOS DURANTE LA MENOPAUSIA

En la menopausia cesa la producción hormonal de los ovarios que en la etapa reproductiva producen estrógenos, progesterona y testosterona. Las adrenales siguen produciendo testosterona, pero no compensa lo que deja de producir el ovario, con la consecuente disminución de la sexualidad.

Los estrógenos no intervienen en el deseo sexual, pero si protegen a los genitales de los cambios degenerativos que dificultan el disfrute de la relación sexual. Estos cambios incluyen resequedad vaginal, atrofia de la mucosa lo que la hace más sensible al roce y, en etapas más avanzadas de la menopausia, estrechez del canal vaginal.

La administración de estrógenos puede mejorar los cambios genitales pero no mejoran el deseo sexual. La única alternativa es usar humectantes vaginales o jaleas o tabletas vaginales de estrógenos, que el médico puede recetar para reducir la comezón y resequedad.

La administración de testosterona, en teoría, debiera mejorar el deseo sexaual, sin embargo, hasta la fecha no se ha logrado determinar la dosis, vía de administración y tipo de testosterona que se debe administrar para mejorar la disminución de la libido de la menopausia.


Infecciones pueden afectar la vagina Página 1 de 1 Lavados vaginales
Infecciones pueden afectar la vagina Página 1 Lavados vaginales

 Artículos relacionados: 

   ¿Cómo se hace el diagnóstico y tratamiento de la tricomoniasis? visto 20299 veces
   Flujo vaginal anormal visto 112331 veces
   Masturbación mútua visto 53229 veces
   ¿Cuáles son los síntomas de la candidiasis? visto 54126 veces
   Prurito o ardor de los genitales externos visto 11763 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Ahora Fertilab te ofrece este nuevo servicio...
 
   
Suplemento vitamínico mineral indicado para uso durante el embarazo y lactancia.
 
   
KAMAGRA (Sildenafil). Se utiliza para tratar la disfunción eréctil.
 
   

Twitter
Alexa traffic