MASTURBACIÓN
Masturbación
Historia de la masturbación
Aspectos positivos y negativos de la masturbación
Masturbación femenina
Tipos de masturbación femenina
Masturbación masculina
Tipos de masturbación masculina
Masturbación mútua
Masturbarse en exceso
Visto:  13575 
   MASTURBACIÓN FEMENINA   
Página 2 de 2
Página 1 Página 2

FRECUENCIA

Es notable el volumen de información disponible acerca de la masturbación femenina, en comparación de los otros grupos. Esto se podría deber en parte al interés puesto por algunas investigadoras en descubrir la naturaleza de la sexualidad femenina, sin descuidar o ignorar esa veta tan amplia como es el autoerotismo.

A continuación es analizara diversos estudios de Mc Cary, Hite, entre otros:

  • La inmensa mayoría de las mujeres se masturban estimulando la zona del clítoris.
  • El 70 al 80%% de las mujeres no tienen orgasmos durante el coito, aunque la mayoría pueden tenerlo fácilmente con otro tipo de relaciones eróticas como: masturbación manual, masturbación oral, caricias en el clítoris, etc.
  • El 20 al 30% de las mujeres que tienen orgasmos durante el coito, lo tienen en la inmensa mayoría de los casos, por estimulación directa o indirecta del clítoris, no por la penetración en sí.
  • La gran mayoría de las mujeres en un 70% se masturban acostadas o en el baño y con las piernas abiertas.
  • Un 10% lo hace boca abajo y las piernas más juntas o muy juntas. La mitad de estas últimas no emplean los dedos para masturbarse, sino que se frotan contra una almohada o montando algún peluche.
  • El 3% de las mujeres se masturban en cualquier postura simplemente contrayendo los muslos.
  • Un 2% lo hace empleando el chorro de agua de la ducha o la bañera.
  • Un 2% que lo hace sin manos, estimulándose sólo con fantasías.
  • Un 20 al 30% suelen añadir también el estímulo de la vagina, introduciéndose los dedos, consoladores o vibradores, para incrementar las sensaciones placenteras.
 
  
  • Las mujeres que nunca se habían masturbado, el 3O al 40% no pudieran llegar al orgasmo durante el coito practicado en el primer año de matrimonio.
  • Aquellas que se habían masturbado hasta llegar al clímax previamente al matrimonio, menos del 15% no pudo llegar al orgasmo durante el primer año de matrimonio.
  • Un 70 a 80% de las mujeres se masturba hasta el orgasmo alguna vez en su vida.
  • Las investigaciones demuestran que las mujeres que mantienen una relación sexual activa, se masturban tanto como las que no la mantienen.
  • Una mujer no alcance el orgasmo durante el coito, no significa que tenga algún trastorno, ni que sea “anormal” o “esté mal hecha”, sino que tal vez no reciba la estimulación que necesita.
  • Las mujeres seniles continúan siendo capaces de sentir orgasmos múltiples y muchas recurren a la masturbación para satisfacer esta necesidad, así tenemos que alrededor del 59% de las mujeres solteras, de edades entre 50 y 70 años, admite masturbarse y el 30% de las casadas complementa su vida sexual con la masturbación.

 

LA IMPORTANCIA DE LA MASTURBACIÓN

 
 
Importancia de la
masturbación
 

Las mujeres que no se han masturbado nunca pueden probar a hacerlo, tienen de esta forma la posibilidad de descubrir las zonas que le produce mayor placer.

Se debe tocar, recorriendo toda su piel con sus manos, sus ojos, su olfato, explorando y reconociendo las diferentes partes, y aplicando caricias suaves y rítmicas en las zonas de mayor sensibilidad, al tiempo que dan rienda suelta a su imaginación.

Es importante que la mujer aprenda a conocer su propio cuerpo, sus genitales, que se observe en un espejo, que dedique tiempo a acariciarse a sí misma, a mimar su cuerpo sin castigarlo con dietas estrictas.

Si una mujer aprende la forma de darse placer a sí misma, puede usar estos conocimientos para disfrutar en la relación erótica con su compañero o compañera, enseñándole cómo y de qué forma acariciarle, jugando con la masturbación en pareja.

También puede usar estos conocimientos para disfrutar en solitario, cuando lo desee. Si a pesar de intentar todo esto, la mujer sigue teniendo dudas o continúa la ausencia de orgasmos, la consulta con un sexólogo/sexóloga puede ser una buena idea.

 

MASTURBACIÓN FEMENINA

 
 
Masturbación femenina

 

Las necesidades sexuales de cada mujer varían ampliamente y cada mujer tiene sus propias preferencias y deseos. Lo mejor es descubrir cuáles son las necesidades de tu compañera, puedes pedirle que te guíe su mano y te enseñe lo que más le gusta.

No es necesario que te concentres sólo en los genitales, recuerda también los senos y otras partes del cuerpo. El clítoris es la zona que, correctamente estimulada, es la que mayor placer proporciona a la mujer. En ocasiones, localizarlo es difícil, porque encuentra justo encima de los labios mayores de la vagina y su tamaño es minúsculo.

Conviene acariciarlo lentamente, hasta notar que va creciendo lo cual provoca el humedecimiento de la vagina. Con tus dedos puedes frotar alrededor de la base del clítoris, al acercarse el orgasmo mueve circularmente tus dedos en la parte superior del mismo. Puedes alternar tus manos para que no te canses, aprovecha y acaricia el resto de tu cuerpo con la mano que te queda libre. Algunas mujeres también utilizan vibradores para proporcionarse placer.

Hay mujeres que se tumban quedándose quietas al masturbarse, usando las manos sólo con los genitales. Otras prefieren moverse vigorosamente y acariciarse los pechos con las manos, además de los genitales. También se puede recurrir al uso de lubricantes para ayudar a que los dedos se deslicen, intensificando el placer de la masturbación.

Estimula tu área púbica mientras con tu otra mano estimulas el ano, puedes probar introduciendo un dedo u objetos en él. Estimula el clítoris fuertemente con movimientos hacia arriba y hacia abajo. Con la otra mano puedes acariciar tus pechos. Debes mover todo tu cuerpo, hacia arriba y hacia abajo y en movimientos circulares. Cuando llegue el orgasmo cierra las piernas y levanta tu cuerpo.

 

 
 
Estimulación del
clítoris
 

Estimulación del clítoris. La estimulación del clítoris es sumamente importante en la obtención del placer y orgasmo femenino. Las mujeres pueden utilizan los dedos para masturbarse, estimulando el clítoris indirectamente al frotarlo a través del prepucio del clítoris, o menos frecuentemente estimulando directamente el glande del clítoris.

Cuando introducen los dedos en la vagina, para extender la humedad hacia el clítoris, lo pueden hacer mojándolos con su propia saliva y usando un lubricante artificial, sobre todo si estimulan directamente el glande del clítoris. También puedes usar el agua para darte placer. En la ducha selecciona un chorro regular de agua, puedes alternar temperaturas frías o calientes, para descubrir que te da más placer y deja que el agua caiga directamente en el clítoris.

Hay muchas parejas que durante el coito también estimulan el clítoris. Cuando realizan el coito, él acaricia con su mano el clítoris de ella, o ella misma se acaricia el clítoris mientras realizan el coito. A veces, algunas mujeres estimulan su clítoris frotando su pubis con el pubis de él y tienen orgasmo durante el coito. Esto ocurre sobre todo en la posición el abajo y ella arriba, de esta forma ellas controlan los movimientos de su clítoris contra el pubis de él.

Para la mayoría de los hombres la estimulación del pene suele tener importancia en la obtención de orgasmos. El problema es que, en muchas ocasiones durante el coito, se estimula el pene al penetrar la vagina, pero no se estimula el clítoris, ya que el glande del clítoris se encuentra fuera de la entrada de la vagina.

 

 
 
Estimulación del punto G
 
 
 

Estimulación del punto G. Las glándulas de Skene son las encargadas de crear el líquido que expulsan las mujeres en el orgasmo. Se encuentran en la vagina, cerca de la parte superior y anterior que es donde se localiza el llamado “punto G”. Estas se llenan de líquido en la excitación, este líquido que segregan es una enzima, llamada PDE5 que interviene en la excitación femenina.

Si quieres sentir el punto G, lo más fácil es que te acuestes en la cama con algunas almohadas bajo la pelvis, de tal manera que la entrada de la vagina quede elevada. Luego te introduces los dedos en la vagina o deja que tu pareja lo haga.

Busca una zona más rugosa ubicada en la cara anterior, sin presionar fuerte ni constantemente, sino más bien suave y moviendo el dedo de derecha a izquierda y hacia atrás o en círculos; o sea, pasando por la localización anatómica del punto G, sin apretar ni concentrarse en él directamente.

La introducción de un vibrador en la vagina puede ayudar a localizar y estimular el punto G y produce una sensación de plenitud. Se puede realizar exclusivamente o en combinación con la estimulación anal y/o del clítoris. Recuerden que no todas las mujeres tienen el punto G y, aún teniéndolo, la mayoría de las mujeres no lo logran precisar. Esto no debe crear ningún tipo de angustia porque el no tenerlo, no te hace ni más ni menos sexual.

 

 
 
Estimulación del ano
 
 
 

Estimulación del ano. El ano es un simple orificio que está situado en el extremo terminal inferior del tubo digestivo, de la misma manera que la boca es el orificio del extremo superior. Está constituido por músculo esfínter externo del ano y es la abertura a través de la cual salen del cuerpo los materiales de desecho de las heces. El músculo esfínter interno del ano tiene contracciones involuntarias que evitan las salida de las heces.

El ano, ricamente dotado en terminaciones nerviosas e interconectadas con los principales músculos pélvicos, es la zona erógena más cercana a los genitales y se contrae rítmicamente durante el orgasmo.

El ano es muy sensible al tacto. Existen muchas mujeres que disfrutan de la estimulación en esta área durante la masturbación femenina o en el juego previo con su pareja. Se puede estimular mejor con suaves movimientos circulares con la yema de un dedo o con la punta de la lengua.

Puedes usar los dedos, o juguetes para el ano en combinación o no con la estimulación del clítoris o la vagina. Es conveniente utilizar mucho lubricante. Los vibradores son una versión moderna del consolador, que le proporciona una increíble estimulación al clítoris, la vulva o al ano. 

 


Aspectos positivos y negativos de la masturbación Página 2 de 2 Tipos de masturbación femenina
Aspectos positivos y negativos de la masturbación Página 1 Página 2 Tipos de masturbación femenina

 Artículos relacionados: 

   Monte de Venus visto 122963 veces
   ¿Qué es el coito interrumpido (CI)? visto 164166 veces
   Estructuras que se pueden ver con el ultrasonido visto 12942 veces
   ¿Cómo es el trastorno por aversión al sexo? visto 22276 veces
   Recomendaciones generales visto 36332 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Una visión multidisciplinaria para médicos, pacientes y familiares.
 
   
Alivia el dolor y la inflamación.
 
   
LUCIARA es el único tratamiento dermatológico eficaz y seguro recomendando por los médicos para prevenir las estrías antes, durante y d
 
   

Twitter
Alexa traffic