MASTURBACIÓN
Masturbación
Historia de la masturbación
Aspectos positivos y negativos de la masturbación
Masturbación femenina
Tipos de masturbación femenina
Masturbación masculina
Tipos de masturbación masculina
Masturbación mútua
Masturbarse en exceso
Visto:  98166 
   TIPOS DE MASTURBACIÓN MASCULINA   
Página 2 de 2
Página 1 Página 2

JUGUETES SEXUALES

 
 
Vibrador de pilas
 

En el ámbito de los juguetes sexuales, existen multitud de variaciones que incluyen un vibrador de pilas, de velocidad variable, aporta una sensación nueva de masaje.

El material empleado como látex o sus derivados es muy suave y los progresos tecnológicos han llegado a recrear materiales sorprendentes, muy parecidos a la piel humana.

También existen dispositivos que se usan durante la auto estimulación como las vaginas artificiales, muñecas hinchables de tamaño natural y los dispositivos de succión, que se suelen usar normalmente con cremas lubricantes para reducir la fricción.

También puede colocar una almohada doblada delante, de tal forma que simula la cavidad vaginal y le permite fantasear con el coito. Puede colocar la almohada a la altura de la ingle, frotando el pene de adelante hacia atrás y hacia arriba.

 
 
Funda para el pene
 

La funda para el pene es un dispositivo cilíndrico que se coloca en el eje del pene, con la intención de aumentar el tamaño del órgano y el estímulo que recibe la persona que está siendo penetrada. Se adapta perfectamente a cualquier tamaño de pene, manteniendo la presión debido a su capacidad de estiramiento y permitiendo alargar la erección del pene.

Generalmente incorpora unas suaves estrías junto con unos pequeños gránulos, que con el rozamiento, permitirá alcanzar un placer de inmediato. Usualmente reversible, se puede utilizar por ambos lados. Aumenta la sensibilidad y facilita el deslizamiento utilizando lubricante. Algunos modelos incluyen topes que sirven para aumentar el placer sexual.

Algunos varones que recurren al frotamiento con objetos, como las almohadas o la cama o simulan la penetración con la inserción y empuje del pene en algún orificio. Otros sólo frotan su pene con una mano y con la otra se estimulan los testículos o pezones, entre otras partes del cuerpo.

Existen varios artilugios divertidos, pensados para ayudar al hombre en sus placeres solitarios y hay numerosos artilugios "penetrantes" que pueden ayudar a estimular el ano, la próstata y el punto G masculino. El material empleado de látex o sus derivados son muy suaves, y los progresos tecnológicos han llegado a recrear materiales sorprendentes, muy parecidos a la piel humana.

 

LUBRICACIÓN

Muchos utilizan la saliva para lubrificar el sexo; sin embargo, a veces la saliva no es suficiente si quiere tener una buena lubricación y algunas personas simplemente no producen tanta saliva. A otras personas le gusta masturbarse con un lubricante y la mejor solución es utilizar una loción hidratante o un lubrificante a base de agua, que evita que los penes sensibles se irriten.

La crema para manos es muy popular y funciona bien, se limpia medianamente fácil y es lo suficientemente resbaladiza, dura bastante, y te permite ir tan rápido como quiera la persona. El champú o el jabón pueden irritar la piel cuando son aplicados tan vigorosamente y pueden secar la piel causando que se agriete por unos días. Como alternativa, la vaselina funciona, pero es grasosa y difícil para limpiarla. El aceite para niños también funciona, pero tiene complicaciones similares para limpiarlo.

Un factor a considerar es si el pene esta circuncidado o no, y es el siguiente:

  • Si no está circuncidado, la parte de la piel extra en el pene, se mueve hacia atrás y adelante a través de la cabeza del pene, produciendo una gran sensación. Sin embargo, algunos hombres no circuncidados prefieren sentir un poco de lubricación entre la cabeza del pene y el prepucio.
  • Si esta circuncidado, y no utiliza el lubricante, la mayor parte del movimiento la hace en la parte superior de la piel, o bien sujeta levemente y desliza los dedos a través de toda la superficie del pene. Lo negativo de esta última opción es que lo más probable es que el pene se torne irritado y es mejor usar un lubricante.

 

ESTIMULACIÓN DE LOS TESTÍCULOS

Para casi todos los hombres es muy relajante que les acaricien los testículos, eso sí, siempre con suavidad. Tome el pene con una mano y la usa la para cubrir y recorrer los testículos, acariciando la zona entre los testículos y el ano.
El escroto, que es bolsa que contiene los testículos, es como si fueran los labios mayores de la mujer, pero aunque las caricias y los besos produzcan sensaciones muy agradables, no es probable que desemboquen en un orgasmo.

 

ESTIMULACIÓN ANAL

La penetración anal es algo que puede reforzar la intensidad de tu orgasmo durante la masturbación, sin importar si eres heterosexual o homosexual. Hay muchos hombres que disfrutan de la penetración con los dedos de su pareja y hay numerosos artilugios penetrantes que pueden ayudar a estimular el ano, la próstata y el punto G masculino.

Prueba a sentarte de cuclillas sobre un vibrador bien lubricado, e insértalo gradualmente en el ano. Será más cómodo si guía al vibrador con la mano durante la inserción. Una vez el insertado puedes moverte de arriba abajo mientras acaricias el pene al mismo tiempo. Esto produce a muchos hombres sensaciones muy intensas cuando llegan a eyacular. El sexo anal mal hecho por falta de lubricante o vigor excesivo, puede producir hemorroides, fisuras anales, trauma ano-rectal y otros problemas por el estilo.

 

EL PUNTO G

 
 
Próstata
 

El punto G de los hombres está a unos 5 cm del ano rodeando la próstata. La vejiga esta delante del ano y detrás de los testículos. Podría ser estimulado a través de un masaje prostático, por vía anal, o a través de la presión sobre el perineo.

Es mucho más usada la estimulación por vía del perineo, ya que la mayoría de los hombres rechaza la estimulación vía anal, ya sea por tabúes o prejuicios que pongan en duda su masculinidad.

Dicha zona es rica en terminaciones nerviosas y muy sensibles al tacto y la estimulación de la próstata puede producir la eyaculación y el orgasmo masculino.

La forma de estimular el punto G masculino externamente, es presionando o masajeando la zona del periné, esta es la zona que va desde el ano hasta los testículos. Sin embargo, el hombre no puede estimularse a si mismo tan fácilmente, ya que el punto en referencia está dentro del recto, aunque puede intentarlo o solicitar la colaboración de la pareja.

 
 
Masturbación sobre el punto G
 
 
 

Si quiere tratar, podrá sentir la forma de nuez que tiene la próstata. Se introduce con toda suavidad y delicadeza un dedo por el ano y lo guía a través de la pared frontal de su recto, aproximadamente 5 centímetros, y presiona hacia delante (hacia su pene) hasta notar pequeño abultamiento a esa altura, donde podrá sentir el punto G de la prostata.

La posición que facilita dicha labor es estando acostado boca arriba, con las rodillas contra el pecho, acción que para muchos varones será más excitante, si es realizada por la pareja. Quien intente la exploración y brindará un masaje suave y pausado, hasta que él llegue al orgasmo, el cual será mucho más intenso que uno normal, con una eyaculación continuada con el sexo anal.

Aunque son muchos los "machos" que no quieren descubrir este punto por miedo, la verdad es que quienes lo han probado no dudan en repetir la experiencia. Aun hay varones que sienten que pierden algo de su masculinidad si alguien, o ellos mismos, tocan el área anal y sienten placer, o bien rehúyen practicarlo por higiene, cuando en realidad si se tienen ciertos cuidados no hay riesgos.

No obstante, le sugerimos que permita que su pareja le ayude a descubrir un nuevo punto de placer y tenga en cuenta los siguientes consejos:

  • Para evitar molestias o heridas, las uñas de la pareja deben estar bien recortadas.
  • Lubrique el dedo que va a introducir con lubricante.
  • Debe usar guantes de látex o un preservativo para proteger el dedo.
  • Deje que su contraparte introduzca la punta del dedo más o menos 5 centímetros, dentro del conducto anal, y toque suavemente la parte externa del ano con la punta del dedo, haciendo círculos.

Por lo tanto, el punto G masculino no es un mito ya sabemos cuál es, donde encontrarlo y como estimularlo. La clave es masajear suavemente y acariciar, porque produce una mayor excitación, orgasmos más intensos y una eyaculación más potente. De allí en adelante todo se vale.

 

DESPUÉS

Lo ideal es que después de una masturbación quiera limpiar pronto el semen que voló por los aires, simplemente límpielo con un pañuelo de papel o un trozo de papel higiénico. También se puede tragar tu semen, y aunque esto suena repugnante puede hacerl porque es perfectamente seguro, aunque tragarse el semen de otra persona puede transportar infecciones de transmisión sexual, incluido el SIDA, la gonorrea y la sífilis.

 


Masturbación masculina Página 2 de 2 Masturbación mútua
Masturbación masculina Página 1 Página 2 Masturbación mútua

 Artículos relacionados: 

   Felación (lamer y chupar el pene-escroto) visto 29853 veces
   Historia de la homosexualidad visto 8854 veces
   Trastornos orgásmicos masculinos visto 3256 veces
   Clítoris visto 2965 veces
   ¿Qué es la seguridad del coito interrumpido? visto 7430 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Una visión multidisciplinaria para médicos, pacientes y familiares.
 
   
Ahora Fertilab te ofrece este nuevo servicio...
 
   
FEGEM (Hierro con Ácido Fólico)
 
   

Twitter
Alexa traffic