RESPUESTA SEXUAL MASCULINA
Fase de deseo del hombre
Fase de excitación del hombre
Fase de meseta del hombre
Fase de orgasmo del hombre
Fase de resolución del hombre
Fase de satisfacción del hombre
Tamaño del pene
Punto G masculino
Visto:  25228 
   FASE DE EXCITACIÓN DEL HOMBRE   
Página 1 de 1
Página 1

FASE DE EXITACIÓN

 
  

La excitación es la respuesta del cuerpo al deseo sexual. En esta fase, los hombres responden al contacto oral, el cuello, la boca, el pecho, la cintura, las ingles, los genitales y la cara interior de ambos muslos, aunque para todos los fines prácticos, la exitación solamente tiene dos elementos: la boca y el pene.

En la excitación hay un fenómeno de congestión vascular, donde la erección ocurre cuando la sangre fluye rápidamente y llena los cuerpos cavernosos, que están formados por un tejido que hace las veces de esponja. Si esto no es suficiente y si el pene únicamente se llenara de sangre, se hincharía, pero no alcanzaría la rigidez necesaria.

Para que ocurra la rigidez, se necesita que la sangre almacenada en los cuerpos cavernosos alcance una presión elevada. Esto se consigue al impedir que salga una gran parte de la sangre que entra en los cuerpos cavernosos.

Es, por tanto, un sencillo mecanismo hidráulico el responsable de la erección:

  • Unas arterias que permitan una mayor entrada de sangre.
  • Unas venas que hacen lo indecible para no dejar salir la sangre.
  • Hasta que ocurra el orgasmo.

La fatiga, el estrés o el hecho de estar preocupado por no lograr una erección adecuada y un orgasmo, pueden hacer que no se produzca el mecanismo de respuesta sexual. Por tanto, lo ideal es una absoluta despreocupación por las posibles variaciones de la calidad de la erección que son normales, sobre todo en el comienzo de esta fase.

Si ante un descenso de la respuesta sexual se produce alguna alarma (ejm. una simple llamada telefonica), automáticamente se cierra el paso para que el proceso continúe, con lo que se empeora el problema. Entonces el acto sexual se convierte para algunos hombres en un examen con tres materias que debe pasar:

  • Primera materia: debe ocurrir la erección.
  • Segunda materia: la erección debe ser adecuada durante todo el acto sexual.
  • Examen final: debe ocurrir el orgasmo.

Por eso, si el hombre piensa que pueda “reprobar” alguna de las materias, el acto sexual se puede convertir en un “calvario”.

 

RELACIONES SEXUALES

Estas relaciones deben ser normalmente placenteras y hay que quitarle a las personas, el estrés y la presión de los supuestos “tiempos récords” que se deben alcanzar, para ser buenos amantes.  Por ejemplo:

  • Un acto sexual de 1 a 2 minutos, se considera “demasiado corto”.
  • Uno de 3 a 7 minutos, “es adecuado”.
  • Aquel que se prolongue, entre 3 y 13 minutos, “es deseable”.
  • Y uno de 15 a 30 minutos, será “demasiado largo”.

En estos lapsos, no se incluyen los preliminares, como masajes sexuales, besos, caricias, etc., sino que contempla, única y exclusivamente, el tiempo de penetración vaginal, hasta el orgasmo y …. por supuesto ….. la satisfacción.

 

ESCROTO

Otro mecanismo que ocurre en la respuesta sexual es en el escroto. Durante la fase de exitación, la piel se pone tensa y se engruesa producto de una vasocongestión y contracción de las fibras lisas del músculo "dartos". Esto produce una marcada restricción del movimiento de los testículos. Este engrosamiento del escroto se mantiene en todas las fases de la respuesta sexual, menos en la resolución donde desaparece el engrosamiento.

 

TESTÍCULOS

La elevación de los testículos ocurre por un acortamiento del cordón espermático. Estos cambios ocurren por contracciones involuntarias, qué hacen en los testículos se eleven y se pongan en contacto directo con el perineo. El aumento del tamaño de los testículos ocurre en la fase tardía de excitación y aumentan aproximadamente el 50% de su tamaño original.

 

LUBRICACIÓN

 
 
Lubricación

Muchos utilizan la saliva para lubricar el pene, aunque a veces la saliva no es suficiente. La mejor solución es utilizar una crema hidratante, o mejor aún, un lubrificante a base de agua, como el KY-jelly®, que evita que los penes sensibles se irriten. De hecho, su uso puede mejorarla calidad, la duración y la satisfacción de las relaciones sexuales.

Estos proporcionan una sensación diferente, ya que permiten un frotamiento más intenso con toda la palma de la mano directamente sobre el glande que es una parte muy sensible. Si la penetración no se lleva a cabo cuando no está bien lubricada, se pueden producir pequeñas lesiones, que son las responsables de la irritación y el escozor durante y después del coito. Estas lesiones pueden llegar a ser foco de infecciones e incluso de hongos vaginales.

La zona anal es una zona erógena importante que cuando se usa correctamente, puede ser fuente de grandes placeres, tanto para hombres como para mujeres, independientemente de que su orientación sea homosexual o heterosexual. Pero es importante saber que el año y el recto, no se lubrican por sí misma y siempre es necesaria la utilización de un lubricante, como el KY-jelly® o algunos con un componente anestésico, para evitar posibles lesiones y proporcionar un mayor placer que ayudan a relajar y dilatar la zona.

 

CAMBIOS EXTRA GENITALES

  • Pechos. Usualmente no existen cambios en los pezones aunque en algunos individuos ocurre cierta erección, sobre todo si hay alguna estimulación erótica del pecho durante la actividad sexual.
  • Piel. Existe una característica femenina de fase de excitación y del principio de la meseta y que se produce también en los hombres. Es un cambio cutáneo que provoca la aparición de manchas rojizas semejantes a las del sarampión, que son llamadas “rubor sexual”. Estos cambios suele comenzar debajo del esternón en la zona superior del abdomen al final de la etapa de excitación, principios de la etapa de meseta. Este rubor es producto de las alteraciones en el ritmo del flujo sanguíneo, justo por debajo de la superficie de la piel. Pueden aparecer en otras zonas del cuerpo como el cuello, las nalgas, la espalda, los brazos, las piernas y el rostro. Se ven entre el 50% a 70% de las mujeres y, aproximadamente, en el 25% de los hombres.
  • Miotonía. Esto parece más que todo en la fase tardía de la excitación y estas contracciones pueden ser voluntarias e involuntarias. Las voluntarias recurren más que todo en los músculos largos de los brazos y las piernas y un aumento de las contracciones involuntarias, más que todo en la musculatura intercostal. A medida que la tensión crece, sus movimientos se vuelven más inquietos, potentes y rápidos. Durante esta fase y las subsiguientes, aumenta la tensión voluntaria de los músculos de las nalgas y del ano.
  • Recto. La contracción voluntaria del esfínter rectal externo conjuntamente con el de la musculatura del glúteo, se pueden ver durante las fases tardia de la excitación y en la meseta, sobre todo cuando existe manipulación del recto por la mujer, o bien, por el hombre.

 

 
 
 

Fase de deseo del hombre Página 1 de 1 Fase de meseta del hombre
Fase de deseo del hombre Página 1 Fase de meseta del hombre

 Artículos relacionados: 

   ¿Qué son los peeling? visto 8131 veces
   ¿Qué es la osteoporosis? visto 7111 veces
   Problemas de la penetración anal visto 35398 veces
   Fase de satisfacción del hombre visto 5821 veces
   ¿Qué es la candidiasis? visto 95503 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Para un óptimo desarrollo y crecimiento en todas las etapas... Complemento alimenticio
 
   
Alivia el dolor y la inflamación.
 
   
FEGEM (Hierro con Ácido Fólico)
 
   

Twitter
Alexa traffic