OTROS PROBLEMAS SEXUALES
Disfunción sexual
Disfunción sexual masculina
Disfunción sexual eréctil
Trastornos orgásmicos masculinos
Eyaculación precoz
¿Qué es la dispaurenia masculina?
¿Qué es el priapismo?
Enfermedad de La Peyronie
Erecciones espontáneas y otros cambios
¿Cómo es la disfunción sexual femenina?
¿Cómo es el trastorno por aversión al sexo?
¿Cómo es el deseo sexual hipoactivo?
¿Qué es la dispaurenia femenina?
¿Qué es el vaginismo?
Visto:  17048 
   DISFUNCIÓN SEXUAL ERÉCTIL   
Página 1 de 1
Página 1

DISFUNCIÓN SEXUAL ERÉCTIL (DSE)

 
 
Disfunción sexual eréctil
 
 
 

A veces llamada “impotencia”, es la incapacidad de realizar el acto sexual por perdida de la erección. Es importante considerar que en el coito, hay que alcanzar y mantener la suficiente erección del pene para introducirlo, y mantenerlo introducido en la vagina durante el tiempo que dure el coito.

Aunque se solía creer que la DSE se debía a problemas psicológicos, en la actualidad se sabe que un porcentaje importante de los casos de impotencia son causados por problemas físicos, por lo general, relacionados con el suministro de sangre al pene.

En relación con el envejecimiento, la necesidad de requerir más tiempo para lograr una nueva erección después de un orgasmo, o necesitar más tiempo para excitarse, para una erección y eyaculación, lo más probable es que se deba a enfermedades asociadas y a un mayor consumo de medicamentos.

 

FRECUENCIA

 
 
Frecuencia de la DSE 
 
 

Es difícil calcular su incidencia debido a las variaciones que existen. La incidencia aumenta con la edad y más del 50% de la población general masculina tiene algún tipo de disfunción sexual y sólo entre el 15 y 20% están siendo tratados.

La eyaculación precoz es más frecuente en los jóvenes y la DSE es más frecuente en los mayores. Los hombres que experimentan DSE están en alrededor del 5 al 10% en los casos de 40 años de edad y entre 25 al 35% en los casos de 65 años de edad y es una parte inevitable del proceso de envejecimiento.

De acuerdo a la encuesta de Atención Médica Ambulatoria Nacional (NAMCS), por cada 1,000 hombres en los Estados Unidos, se hicieron 7.7 visitas al consultorio médico por DSE en 1985. En 1999, la frecuencia casi se había triplicado a 22.3A medida que se pusieron a disposición los tratamientos tales como dispositivos de vacío y medicamentos inyectables y comenzó discusión de la disfunción eréctil.

Es posible que el avance más publicitado fuera la introducción del citrato de sildenafil (Viagra), en marzo de 1998, lo cual cambio radicalmente es problema de la disfunción eréctil.

 

¿CÓMO OCURRE UNA ERECCIÓN?

 
 
Corte transversal del pene
 

Si se hace un corte transversal del pene, se puede observar que está constituido por tres masas cilíndricas de tejido eréctil. Dos de esas masas, que son los “cuerpos cavernosos”, se encuentran uno al lado del otro en la parte superior del pene, y el tercero, que es el “cuerpo esponjoso”, se ubica en la parte inferior.

A lo largo de todo el cuerpo del pene corre la uretra, que está rodeada por el “cuerpo esponjoso”. Este tubo, llamado uretra, normalmente desemboca en la punta del glande, en un orificio conocido con el nombre de “meato urinario’.

En estado flácido, la sangre circula libremente a través de los cuerpos cavernosos sin acumularse. Durante la erección, en la fase de excitación, hay un fenómeno de congestión vascular. La erección del pene ocurre cuando la sangre fluye rápidamente y llena los “cuerpos cavernosos”, que están formados por un tejido que hace las veces de esponja.

Pero esto no es suficiente, si el pene únicamente se llenara de sangre, se hincharía, pero no alcanzaría la rigidez necesaria. Para que ocurra la rigidez, se necesita que la sangre almacenada en los cuerpos cavernosos alcance una presión elevada. Esto se consigue al impedir que salga una gran parte de la sangre que entra en los cuerpos cavernosos.

Es, por tanto, un sencillo mecanismo hidráulico el responsable de la erección:

  • Unas arterias que permitan una mayor entrada de sangre.
  • Unas venas que hacen lo indecible para no dejarla salir.
  • Hasta que ocurra el orgasmo.


 

 
 
Causas de la DSE
 

CAUSAS

Los varones creen que deben responder SIEMPRE…. y no fallar NUNCA…. pero eso no es siempre posible, porque una falta de erección no siempre es indicador de “impotencia”. Un individuo ocasionalmente puede no responder a un estimulo; por ejemplo, hacer el amor con una mujer que no tenga “carisma”.

La impotencia sexual en general, comienza con un episodio de dificultad con la erección, que el varón no puede superar ni comprender. A partir de allí, se instala un mecanismo de “temor al fracaso”, donde se pone muy pendiente de la erección, lo cual bloquea la respuesta y alimenta el síntoma.

A continuación se enumeran algunos de los diferentes tipos de DSE e impotencia y sus posibles causas:

Causas orgánicas. La causa más común de DSE es el daño a los nervios, arterias, músculos lisos y tejidos fibrosos, a menudo como resultado de una enfermedad. Los factores de riesgo son las enfermedades que afectan a los vasos sanguíneos, restringen el flujo sanguíneo hacia el pene y pueden causar DFE antes de afectar al corazón.

Estas pueden ser colesterol alto, arterioesclerosis, presión sanguínea alta, etc. Otros factores de riesgo son: alcoholismo crónico, tabaquismo, falta de ejercicio, cansancio, obesidad, falta de atracción sexual, problemas de pareja, etc. Otras situaciones que interrumpen la conexión entre el sistema nervioso y el pene son: cirugía de próstata (que puede lesionar nervios y arterias cerca del pene), lesión de columna vertebral, lesiones traumáticas en la zona, etc.

Causas psicológicas. La impotencia psicológica es tan curable como la impotencia orgánica y solamente 10% de los casos de DSE son determinados por causas psicológicas. Los factores de riesgo que pueden conducir a la impotencia psicológica son: depresión, estrés, ansiedad, sentimiento de culpa, miedo al fracaso, cansancio o sentimientos gay reprimidos, conflictos matrimoniales, infidelidad, eyaculación precoz previa, inseguridad, etc. La depresión y los medicamentos antidepresivos no son amigos de la sexualidad y causan fracasos sexuales. Se calcula que la padece un 10 % de la población adulta (aunque aumenta al 35-50% en los diabéticos). A pesar de esta alta prevalencia, aproximadamente sólo un 1 a 2% son tratados adecuadamente.

Causas farmacológicas. Existen varios medicamentos que tienen como efecto secundario disminuir la capacidad de tener una erección. Entre ellos están los medicamentos para hipertensión, tranquilizantes, antihistamínicos, antidepresivos, supresores del apetito, cimetidina (para la úlcera estomacal), gotas oculares para el glaucoma y los agentes quimioterapéuticos contra el cáncer, etc. El abuso de los esteroides por los fisicoculturistas, el aumento de prolactina (hormona producida por la glándula pituitaria), exceso de hormona tiroidea y las hormonas administradas para tratar el cáncer de próstata puede causar impotencia.

 

DIAGNOSTICO

 
 
Visita al especialista 
 
 
 
 

Historia médica y sexual, puede ayudan a definir el grado y la naturaleza de la DSE. Un relato simple de la actividad sexual puede distinguir entre problemas con deseo sexual, erección, eyaculación u orgasmo.

Examen físico, debe incluir la evaluación de los sistemas endocrino, nervioso y vascular, además de los factores peneanos locales. Se puede descubrir un problema circulatorio, si se observan pulsos disminuidos en la muñeca o los tobillos.

Los problemas sistémicos pueden indicar problemas hormonales; por ejemplo, las características inusuales del pene que se dobla o curva cuando está erecto y podría ser el resultado de la enfermedad de Peyronie. En los pacientes mayores de 50 años es necesario efectuar un tacto rectal para descartar patología prostática.

Examen psicosocial, este examen ayuda a revelar factores psicológicos. La compañera o compañero sexual también pueden ser entrevistados, para determinar las expectativas y percepciones que se encuentran durante el coito. Pruebas de laboratorio para enfermedades sistémicas incluyen: recuentos de sangre, análisis de orina, perfil de lípidos y mediciones de creatinina y enzimas del hígado. La medición del nivel de hormonas: testosterona, gonadotrofinas y prolactina, puede dar información acerca de problemas con el sistema endocrino y está especialmente indicada en pacientes con deseo sexual disminuido.

Estudios

  • Radiografía del pene erecto, para obtener datos anatómicos precisos, sólo es necesaria en algunos casos de DSE, pero actualmente no son muy eficaces o exactas en diagnosticar y determinar tratamiento.
  • Angiografía, radiografías de la arteria principal del pene.
  • Ecografía de las arterias del pene, para medir la presión arterial de estas arterias.
  • Doppler peneano dinámico, que mide el flujo de sangre antes y después de la erección, midiendo la presión sistólica braquial y peneana con un manómetro aneroide.
  • Ecodoppler peneano dinámico, en la actualidad es el método más utilizado para evaluar el estado del árbol vascular arterial e indirectamente de la función corporooclusiva.
  • Arteriografía peneana, es el más adecuado para evaluar las alteraciones anatómicas del árbol vascular peneano. Esto se debe realizar con el uso de drogas vasoactivas, que evitan los falsos positivos.
  • Cavernosometría dinámica, es el estudio más sensible y cuantitativo para evaluar el mecanismo oclusivo. Es fundamental que el músculo liso cavernoso se encuentre relajado, con administración de fármacos vasoactivos, complementado por un estímulo visual y manual. No obstante falsos positivos pueden resultar por insuficiente relajación
  • Cavernosonografía dinámica, está indicada en aquellos pacientes con cavernosometría patológica, en quienes se planea realizar una cirugía venosa y permite una mayor precisión anatómica.

 

 
 
¿Importa el tamaño?
 

TRATAMIENTOS CONTRA LA IMPOTENCIA O DISFUNCIÓN ERÉCTIL

La disfunción eréctil puede causar tensión en una pareja. Muchas veces, los hombres evitarán las situaciones sexuales debido a su dolor emocional asociado a la disfunción eréctil, causándole a su pareja una sensación de rechazo o ineptitud.

La falta de comunicación es el obstáculo principal para buscar tratamiento y puede prolongar el sufrimiento. Algunas parejas consideran la búsqueda de tratamiento para la disfunción eréctil juntos, mientras que otros hombres prefieren buscar tratamiento, sin el conocimiento de su pareja.

Cada terapia tiene su indicación, ventajas y desventajas. Muchos médicos sugieren que la elección de los tratamientos contra la impotencia o disfunción eréctil, debe ir de menos a más invasivo, por ejemplo, en el asesoramiento y tratamiento psiquiátrico el paciente sufre depresiones u otros problemas psicológicos, pudiera tener como resultado la impotencia que debiera ser tratada.

Se recomienda alguna forma de terapia psicológica, conductual, sexual o de combinación, para poder superar problemas de autoestima derivados de esta enfermedad, generalmente asistidos por su pareja, sea ésta hombre o mujer. La pareja del paciente puede ayudar con las técnicas, que incluyen el desarrollo gradual de la intimidad y la estimulación. Tales técnicas también pueden ayudar a aliviar la ansiedad cuando se trata la DSE por causas físicas.

 

TRATAMIENTO FERMACOLOGICO

La prescripción de medicamentos que tratan la disfunción eréctil puede ayudar al varón a obtener y mantener las erecciones con fosfodiesterasa tipo 5 (PDE5) y el hidrocloruro de apomorfina, y son las siguientes:

 
 
Sildenafilo (Viagra?)
para combatir
la disfunción sexual
 

Sildenafilo, conocido como Viagra®, actúa aumentando el flujo del pene en forma natural, de modo que la estimulación sexual causa erección. Viagra® se toma "a demanda" (sólo cuando se desea), y su acción comienza en 20 minutos y dura hasta 12 h. Se comercializa en comprimidos de 25-100 mg y no se recomienda más de 1 tableta al día. Los hombres que piensan usarlo con frecuencia (dos veces por semana o más), deben tener asesoramiento médico.

Recientemente se ha desarrollado el uso “recreativo” de este medicamento, a tal punto que se venden en el país más de un millón de píldoras por mes (obviamente no hay un millón de recetas). Cuando se administra con alimentos la velocidad de absorción de disminuye y el inicio de su acción podría retrasarse.

Los efectos colaterales incluyen congestión nasal, enrojecimiento facial, molestias digestivas, dolores de cabeza, dolores musculares, trastornos gastrointestinales y visuales. Los hombres que sufran de “retinitis pigmentosa” o tomen medicamentos a base de nitratos (por ejemplo, la nitroglicerina que se usa bajo la lengua para tratar la angina de pecho), no deben usar Viagra® ya que la combinación puede bajar la tensión arterial bruscamente hasta niveles peligrosos.

 

 
 
Vardenafilo (Levitra?)
pastillas para combatir
la disfunción sexual
 

Vardenafilo, conocido como Levitra®, actúa aumentando el flujo del pene en forma natural, de modo que la estimulación sexual causa erección. Levitra® se toma "a demanda" (sólo cuando se desea), y su acción comienza en 20 minutos y dura hasta 12 h.

Se comercializa en comprimidos de 5, 10 y 20 mg y no se recomienda más de 1 tableta al día. Los hombres que piensan usarlo con frecuencia (dos veces por semana o más), deben tener asesoramiento médico. Las indicaciones del vardenafilo y sus contraindicaciones son las mismas que las de otros inhibidores PDE5, teniendo características muy similares al citrato de sildenafilo (Viagra®) y al tadalafilo (Cialis®).

El uso “recreativo” de este medicamento es aceptado y los efectos secundarios son similares los de Viagra® y tiene las mismas limitaciones por el uso de nitritos. Al administrar vardenafilo con una comida con un alto contenido en grasas, la velocidad de absorción se reduce, con un retraso de 1 hora para alcanzar la concentración máxima.

 

 
 
Taldafilo (Cialis®)
pastillas para combatir
 la disfunción eréctil 
 

Tadalafilo, conocido como Cialis®, actúa aumentando el flujo del pene en forma natural, de modo que la estimulación sexual causa erección. Cialis® se toma "a demanda" (sólo cuando se desea), y su acción comienza en 20 minutos y dura hasta 36 h. Se comercializa en comprimidos de 2,5, 5, 10 y 20 mg y no se recomienda más de 1 tableta al día.

Los hombres que piensan usarlo con frecuencia (dos veces por semana o más), deben tener asesoramiento médico. Las indicaciones del tadafilo y sus contraindicaciones son las mismas que las de otros inhibidores PDE5, teniendo características muy similares al citrato de sildenafilo (Viagra®) y al vardenafilo (Levitra®).

El uso “recreativo” de este medicamento es aceptado y los efectos secundarios son similares los de Viagra® y tiene las mismas limitaciones por el uso de nitritos. La ingesta alimenticia no afecta a la absorción como lo hace el Viagra® y Levitra®.

 

tooltips_imagen
 
Apomorfina (Uprima®)
pastillas para combatir
 la disfunción eréctil 
 

Apomorfina, conocido como Uprima®, es una droga agonista de la dopamina produce aumento de la libido y erección. Para que sea eficaz se requiere estimulación sexual. Uprima® se toma "a demanda" (sólo cuando se desea), y su acción comienza en menos de 20 minutos y dura hasta 4 a 10 h. Su administración se realiza vía sublingual. Se comercializa en dosis 2 y 3 mg y no se recomienda más de 1 tableta al día. Los hombres que piensan usarlo con frecuencia (dos veces por semana o más), deben tener asesoramiento médico.

El uso “recreativo” de este medicamento es aceptado y tiene la ventaja de poder ser usada por pacientes cardíacos que consumen nitratos, que no podían utilizar Viagra/Levitra/Cialis. Los efectos adversos incluyen las nauseas, cefalea, y mareo con desmayos, síncopes y síndrome vagal. Su ingesta simultánea con alcohol puede causar un aumento de la incidencia y alcance de la hipotensión.

Clínicamente se ha mostrado muy poco efectiva, comparada con los inhibidores selectivos de la fosfodiesterasa (Viagra/Levitra/Cialis). Resulta interesante que aquellos pacientes resistentes a uno de estos fármacos serán también resistentes a los restantes, independientemente de la etiología de su disfunción eréctil.

 

Tratamiento hormonal. La terapia con testosterona está indicada sólo en hombres con hipogonadismo (niveles bajos la hormona masculina), cuando la impotencia viene originada por un problema hormonal. Se administra en forma de parches, píldoras o inyecciones. La testosterona no se recomienda nunca para hombres con niveles normales de hormona masculina, en estos puede mejorar el impulso sexual, pero a costa de causar daños sobre la próstata y el hígado, a veces irreversibles.

 

Terapia transuretral. Consiste en la aplicación local de medicamentos a través de la uretra, para relajar los músculos lisos del pene y permitir que pueda tener lugar la erección. La erección tarda entre diez y quince minutos en producirse. Los medicamentos inyectados suelen ser asociaciones de papaverina-fentolamina, o bien alprostadil (prostaglandina E1). Las reacciones adversas son generalmente menores, pero pueden incluir el priapismo, es una condición de intenso dolor y potencialmente dañina por una erección sostenida y a veces dolorosa que ocurre sin estimulación sexual.

 

Inyección intracavernosa. Consiste en inyectar una dosis específica de un fármaco directamente en el pene mediante una aguja fina, para activar los procesos físicos que provocan la erección. Debe aplicarse diez o quince minutos antes de mantener relaciones sexuales y la dosis se ajusta para que la erección dure aproximadamente una hora.

 

 

Erección
 

Bombas de vacío. Fueron creadas principalmente con la idea de combatir la DSE. Al usar la bomba de vacío se puede lograr un engrosamiento del glande, lo cual provocan una erección, aunque puede ser peligroso aplicar tanta presión a una zona tan sensible.

Los dispositivos tienen tres componentes: un cilindro plástico, en el que se coloca el pene; una bomba, que extrae aire fuera del cilindro y una banda elástica. Se coloca el pene en un tubo y, al aspirar el aire, se provoca un incremento del flujo sanguíneo en los tejidos del pene, para llegar a una erección.

Se mantiene la erección poniendo una especie de anillo alrededor de la base del pene. Este anillo se debe usar como máximo 30 minutos, de manera de restablecer la circulación sanguínea en el pene y para no dañar los tejidos. La falta de espontaneidad de este método es el inconveniente principal. También son utilizadas como post-operatorio, para los que se operan de la próstata. Pero los médicos no recomiendan que se use más de 30 minutos al día, porque puede generar trombosis (coágulo de sangre en el pene).

Aparatos de tracción. En esta se aplica una acción continua y leve sobre el pene, es muy usado en la medicina de hoy en día, para que poco a poco se vayan quebrando las células del cuerpo esponjoso, y se vayan creando células nuevas. Esto hace que el tamaño del pene vaya aumentando. Tiene una serie de desventajas porque hay que llevarlo puesto muchas horas diarias, y eso implicaría o no salir de casa durante un tiempo, o llevarlo debajo de la ropa. Esto no es posible en todos los casos, porque algunos aparatos de tracción no están preparados para eso. El problema es que uno no siempre está cómodo física y mentalmente al saber que trae puesto un "alargador de pene".


Implantes peneanos
En la actualidad se emplean tres tipos de implantes, que es usan actualmente para el tratamiento de la impotencia:

  • Bomba hidráulica, se colocan una bomba y dos cilindros dentro de las cámaras de erección del pene, lo cual causa la erección descargando una solución salina. Para bajar la erección la bomba también puede retirar la solución.
  • Prótesis, se colocan dos varillas semirrígidas, pero moldeables, dentro de las cámaras de erección del pene, las cuales permiten manipularlo en la posición de erección o de no erección.
  • Implantes plásticos hinchables, estas se colocan dentro de las cámaras de erección del pene y pueden inflarse o desinflarse utilizando un cable que pasa a través de ellas. El ajuste no afecta el ancho o largo del pene.

Todos estos requieren intervención quirúrgica, por lo que ha caído en relativo desuso, a expensas de métodos menos arriesgados y menos costosos. Los problemas posibles con los implantes incluyen rotura mecánica e infección, aunque los problemas mecánicos han disminuido en años recientes debido a los avances tecnológicos

Cirugía. La cirugía se utiliza en menos de un 1% de los casos de DSE y generalmente tiene una de las tres metas:

  • Implantar un dispositivo, que puede causar que el pene se vuelva erecto
  • Reconstruir las arterias, para aumentar el flujo de sangre al pene.
  • Bloquear las venas, que permiten que la sangre salga de los tejidos del pene

La cirugía vascular se usa para los hombres cuya impotencia es causada por problema de las arterias o las venas del pene, la cirugía vascular puede ser una opción. Se practican dos tipos de operaciones:

  • Cirugía de revascularización (anastomosis), conexión de una arteria de la pierna con las arterias del dorso del pene, desviando cualquier bloqueo y aumentando el flujo sanguíneo.
  • Ligadura venosa, se realiza cuando el pene no puede almacenar una cantidad suficiente de sangre para mantener una erección. Se atan o extirpan las venas, que están causando un drenaje excesivo de sangre del pene.

 
Afrodisíacos y tratamientos alternativos. Los afrodisíacos son sustancias que supuestamente aumentan el impulso, el deseo y el desempeño sexual. La leyenda ha atribuido cualidades afrodisíacas a alimentos como: chocolate, manteca, anchoas, ostras y las vieiras. En la actualidad se tiene certeza que algunos alimentos del mar son bajos en grasas y colesterol, además de aportar vitaminas y minerales como hierro y yodo, que dan vigor y fuerza. Entre los peces más sabrosos está el salmón, refinado plato, que destaca también por su color característico.

Yohimbina, conocida con el nombre de las “grageas del amor”, ha sido empleado como medicina popular durante años. Es extraída de un árbol de Gabón y Camerún, el yohimbé. Actualmente existe evidencia de que puede mejorar la potencia en un tercio de los hombres con DES leve, sobre todo en combinación con el antidepresivo trazodone.

Los remedios naturales se han utilizado en la medicina tradicional y la medicina alternativa por millares de años para apoyar la salud sólida del sistema reproductivo masculino. Las siguientes hierbas se han usado en diferentes culturas y medicina tradicional como afrodisiacos y como apoyo a la salud sexual masculina:

  • Epimedium grandiflorum (también conocido como “hierba de cabro excitado”), se cree ayuda a promover el deseo sexual y se ha mirado por años en China y Japón, como estimulante sexual natural.
  • Tribulus terristis se ha estudiado por su capacidad de promover la salud del músculo, fuerza y valor general en el cuerpo masculino.
  • Eleutherococcus senticosis (también conocido como “ginseng siberiano”), es respetado altamente y estimado como hierba que promueva energía del varón o el ' yang ', ayudando a la circulación, a la vitalidad natural y a actuar como partidario sistémico total.
  • Sabal serrulata (también conocido como “saw palmetto”), ha sido utilizado por los indios Seminole, como tónico para promover la fuerza. Los extractos de la fruta de esta palma corta, se han utilizado históricamente para tratar la salud urogenital.
  • Smila xornata (también conocido como “zarzaparrilla”), contiene los “saparines steroidales”, que se piensa emulan la acción de algunas hormonas humanas. Se utiliza como tónico de apoyo al sistema reproductivo masculino y se piensa que promueve la producción rutinaria de la testosterona y de la progesterona.
  • Glycorrhy zaglabra (también conocido como “regaliz”), se origina en el Mediterráneo y el Oriente Medio y tiene muchas aplicaciones, incluyendo ser un tónico de apoyo para la corteza suprarrenal. Promueve la producción natural de hormonas, tales como hidrocortisona que tiene agentes antiinflamatorios.
  • Kola vera (también conocido como “nuez de la kola”), es una constelación única de “xantinas”, que se miran como elementos utilizados para disminuir la fatiga común y apoyar la capacidad natural del cuerpo al rejuvenecimiento y a llenar los niveles de energía rutinarios.

Disfunción sexual masculina Página 1 de 1 Trastornos orgásmicos masculinos
Disfunción sexual masculina Página 1 Trastornos orgásmicos masculinos

 Artículos relacionados: 

   ¿Cuál es la diferencia entre menopausia y climaterio? visto 10457 veces
   ¿Cuál es l frecuencia de la osteoporosis? visto 3869 veces
   Frecuencia de la endometriosis visto 4141 veces
   Eyaculación precoz visto 6052 veces
   Sinequias uterinas visto 16779 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Una visión multidisciplinaria para médicos, pacientes y familiares.
 
   
FEGEM (Hierro con Ácido Fólico)
 
   
Suplemento vitamínico mineral indicado para uso durante el embarazo y lactancia.
 
   

Twitter
Alexa traffic