OTROS PROBLEMAS SEXUALES
Disfunción sexual
Disfunción sexual masculina
Disfunción sexual eréctil
Trastornos orgásmicos masculinos
Eyaculación precoz
¿Qué es la dispaurenia masculina?
¿Qué es el priapismo?
Enfermedad de La Peyronie
Erecciones espontáneas y otros cambios
¿Cómo es la disfunción sexual femenina?
¿Cómo es el trastorno por aversión al sexo?
¿Cómo es el deseo sexual hipoactivo?
¿Qué es la dispaurenia femenina?
¿Qué es el vaginismo?
Visto:  5672 
   DISFUNCIÓN SEXUAL MASCULINA   
Página 1 de 1
Página 1

DISFUNCIÓN SEXUAL MASCULINA

 
 
Disfunción sexual masculina
 
 
 

Un hecho que marca la diferencia al ser humano del resto de los seres vivos, es la utilización de su sexualidad para la obtener de placer, lo que lo distancia de la función reproductiva que poseen los otros seres del reino animal.

La disfunción sexual masculina es uno de los problemas de salud más frecuentes que padecen algunos hombres. Esto impiden que sus relaciones sexuales coitales, es decir las que involucran una erección, penetración y eyaculación, sean satisfactorias y/o placenteras.

Así, la habilidad para mantener una erección prolongada, es una característica desarrollada especialmente pera el hombre; de hecho, en la mayoría de los animales el acto de la cópula es tan rápido, que la necesidad de mantener una erección prolongada no es necesaria.

CAUSAS DE LA DSM

 
 
Disfunción erétil


 

La impotencia o disfunción eréctil puede ser causada por:

  • Causas psicológicas: el pene no tiene ninguna alteración física, pero hay ciertos problemas psicológicos como: estrés, insomnio, fatiga, ansiedad, miedo a no conseguir una erección, preocupación excesiva por los problemas laborales, depresión, etc., que pueden ocasionar el problema.
  • Causas vasculares: el pene no puede acumular la sangre necesaria para que se dé una erección, generalmente por: hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardíacas, niveles altos de colesterol, que puede producir endurecimiento de las arterias.
  • Causas neurológicas: esto ocurre por interrupción en la transferencia de mensajes del cerebro al pene, porque existe una lesión en los nervios implicados o intervenciones quirúrgicas en la pelvis, también lesiones de la médula espinal, esclerosis múltiple, etc.
  • Causas hormonales: usualmente se deben a una falta de hormonas sexuales masculinas, por una reducción de las cifras de testosterona, que puede provocar una disminución de la libido o disfunción eréctil.
  • Causas farmacológicas: existen varios medicamentos que tienen como efecto secundario disminuir la capacidad de tener una erección. Entre ellos hay algunos fármacos para tratar la hipertensión, enfermedades cardíacas, trastornos psiquiátricos, etc.
  • Otras causas: tabaquismo, obesidad, exceso de alcohol, problemas en la relación con la pareja sexual, pastillas para dormir, estrés, etc.

El “dolor de cabeza” como excusa para no mantener relaciones sexuales se suele achacar a las mujeres, pero a los hombres también les suele dar “dolor de cabeza” y pueden experimentar una baja en la libido, que se traduce en una indiferencia absoluta hacia su compañera.

 

PROBLEMAS DE LA DSM

La disfunción sexual masculina está compuesta de varios problemas asociados con el rendimiento sexual masculino incluyendo los siguientes:

 

Problemas DSE
 

Disfunción eréctil. La disfunción sexual eréctil (DSE), a veces llamada “impotencia”, es la incapacidad de realizar el acto sexual por perdida de la erección. La palabra impotencia también puede usarse para describir otros problemas que interfieren con la relación sexual y con la reproducción, tales como la falta de deseo sexual (véase libido) y los problemas con la eyaculación o con el orgasmo

Es importante considerar que en el coito hay que alcanzar y mantener la suficiente erección del pene para introducirlo, y mantenerlo introducido en la vagina durante el tiempo que dure el coito.

Aunque se solía creer que la DSE se debía a problemas psicológicos, en la actualidad se sabe que un porcentaje importante de los casos de impotencia, son causados por problemas físicos, por lo general, relacionados con el suministro de sangre al pene.

En relación con el envejecimiento, la necesidad de requerir más tiempo para lograr una nueva erección después de un orgasmo, o necesitar más tiempo para excitarse, para una erección y eyaculación, lo más probable es que se deba a enfermedades asociadas y a un mayor consumo de medicamentos.

 
 
Trastornos por aversión al sexo
 

Trastorno por aversión al sexo. También denominado “rechazo sexual persistente o recidivante”, tiene una situación de rechazo extremo hacia el sexo, evitando todos o casi todos los contactos sexuales genitales con una pareja sexual.

Al igual que en las fobias, en el trastorno por aversión al sexo también se producen intensas reacciones corporales como son: sudoración intensa, aumento de la frecuencia cardiaca y de la tensión muscular y mucho más, con tan solo imaginar alguna actividad sexual.

Tiene un comienzo insidioso con diferentes posibilidades: educación restrictiva estricta, experiencias sexuales previas traumáticas como violación o abuso sexual, conflictos del núcleo familiar, conflictos de identidad u orientación sexual, etc.

 

 
 
Deseo sexual hipoactivo
 
 

Deseo sexual hipoactivo. Hasta hace algunos años, se pensaba que la pérdida del “deseo sexual hipoactivo”, también conocido como “disminución del libido” o “falta de interés por el sexo”, era un problema casi exclusivo de las mujeres.

Pero ahora sabemos que esta idea es errónea, pues se ha comprobado que los hombres también están sujetos a aquellos factores que repercuten en esta importante área de la vida y muchos ponen excusas cuando son requeridos por sus esposas.

Otros se escudan en el argumento del estrés o del cansancio laboral para evitar la relación. En cierta forma puede ser valedero, pero no lo es, cuando se utiliza como pantalla para encubrir otro tipo de problema.

Si mantiene el hombre que tiene una relación íntima, debe empezar por concentrarse en los aspectos "sensuales" de dicha relación. Esto incluye todo contacto físico y emocionalmente agradable, contacto no genital como frotar la espalda o acariciar con suavidad partes no genitales del cuerpo, etc.

 

 
 
Trastornos orgásmicos
masculinos
 
 

Trastornos orgásmicos masculinos. Bajo esta denominación se han aglutinado los cuadros de eyaculación retardada, retrógrada y aneyaculación, que establece los mismos criterios diagnósticos de los “trastornos orgásmicos masculinos”.

Esto es ausencia o retraso persistente o recurrente del orgasmo, tras una fase de excitación sexual normal y en el transcurso de una relación sexual normal. La forma clínica más frecuente es la eyaculación retardada en la vagina y la más grave, la aneyaculación sin que haya poluciones nocturnas.

Algunos investigadores piensan que se debe diferenciar entre orgasmo y eyaculación, especialmente en el caso de los varones, que eyaculan pero se quejan de ausencia o disminución de la sensación subjetiva de placer durante el orgásmo (anhedonia orgásmica).

El diagnóstico de los trastornos orgásmicos masculinos no se debe considerar apropiado, si la dificultad para conseguir el orgasmo se debe a que la estimulación sexual no es la adecuada en cuanto a objeto, intensidad y duración.

Los trastornos del orgasmo masculino pueden ser primarios (desde el inicio de las relaciones sexuales) o secundarios, parciales (sólo ante determinadas prácticas sexuales o totales, con independencia del tipo de estimulo sexual).

 

 
 
Eyaculación precoz
 

Eyaculación precoz. La eyaculación precoz es la que ocurre antes o inmediatamente después de la penetración del pene, donde existe la incapacidad de controlar voluntariamente el reflejo eyaculatorio, es decir que la eyaculación se presenta sin poder lograr su control.

En los casos más graves, el hombre eyacula antes de la penetración de su pareja o segundos después de hacerlo. Es la disfunción sexual masculina más frecuente y se presenta más a menudo en hombres más jóvenes y pero se ha encontrado que afecta incluso a hombre de más de 60 años.

Socialmente la masturbación se considera mala o pecaminosa, así que los niños y jóvenes condicionan el ejercicio de la masturbación, al logro de eyaculaciones rápidas, para evitar que sus padres los descubran o repriman, de igual manera con sus maestros o familiares.

 

 
 
Dispaurenia masculina
 

Dispareunia masculina. También llamada “coitalgia”, en la mayoría de los casos se refiere al dolor que siente el hombre durante la penetración, pudiendo provocar anorgasmia, si el dolor es intenso.

La dispareunia masculina es mucho menos frecuente que la femenina y, por lo general, se debe a diversas causas anatómicas, inflamatorias y psicológicas, que producen dolor en el hombre al momento de eyacular.

La frecuencia general es baja y bordea como máximo un 0,5% a 2% de consultas con un especialista. En general la mayoría de estas causas tienen buena evolución y se alivian rápidamente las dificultades del coito.

 

 
 
Priapismo 
 

Priapismo. La palabra priapismo viene del dios Príapo, porque en las paredes del vestíbulo de la "Casa de los Vetti", en Pompeya, se habia pintado al fresco uno de los dioses más eróticos de la mitología clásica, cuya figura presentaba una permanente y desproporcionada erección.

Príapo era hijo del dios de la naturaleza, protector de los huertos y cosechas, que ahuyentaba a los ladrones, espantapájaros y era el portador de buena suerte que neutralizaba los maleficios.

El priapismo es una condición de intenso dolor y potencialmente dañina por una erección sostenida y a veces dolorosa que ocurre sin estimulación sexual. En esta condición, el penefirme pero la cabeza es blanda, porque solo hay erección de los cuerpos cavernosos.

El cuerpo esponjoso donde se aloja la uretra y que incluye el glande, no participa en este problema vascular. El pene comienza a llenarse de sangre como en una erección normal, pero la sangre no sale fuera y la erección no desaparece después de un estímulo o actividad sexual, a diferencia de lo que ocurre en una erección normal.

 

 
 
Enfermedad de Peyronie
 

Enfermedad de La Peyronie. Es una condición benigna del pene, que tiende a afectar a los hombres de mediana edad. La causa exacta se desconoce, pero se forma una placa de un tejido duro, que cubre los conductos dentro del pene.

Su nombre se debe al médico francés Francois Gigot de La Peyronie, cirujano del rey Luis XV de Francia, que en 1743 la describió como “la aparición en el pene de un lecho arrosariado de tejido fibroso que origina una incurvación apical durante la erección

Esta placa no es elástica, como en otros tejidos, de manera que cuando un hombre tiene una erección, el pene se dobla, a veces dramáticamente, de una manera u otra siendo, más frecuente hacia la superficie superior del pene.

Para algunos hombres, este problema puede continuar durante un largo tiempo y no tienen problemas con el desempeño sexual. Pero para otros, esto empeora y puede provocar problemas, porque algunas veces es doloroso y puede provocar dificultades con la erección.


Disfunción sexual Página 1 de 1 Disfunción sexual eréctil
Disfunción sexual Página 1 Disfunción sexual eréctil

 Artículos relacionados: 

   ¿Cuáles son los problemas frecuentes del puerperio? visto 21662 veces
   ¿Qué es Restricción del crecimiento intrauterino (RCIU)? visto 29492 veces
   Malformaciones uterinas visto 6785 veces
   ¿Cuáles son las complicaciones de la gonorrea? visto 34402 veces
   Efectos de los miomas sobre la fertilidad visto 6893 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Ahora Fertilab te ofrece este nuevo servicio...
 
   
Es una modalidad de crédito hasta 36 meses para pagar, dirigido a Tratamientos de fertilidad o relacionados con la concepción.
 
   
Tu tienda online
 
   

Twitter
Alexa traffic