PARTO NATURAL
¿Cuál es la historia del parto?
¿Cómo se define el parto?
¿Cómo puedo saber que se está iniciando el parto?
¿Qué es el encajamiento?
¿Me debo afeitar para el momento del parto?
¿En qué caso debo ir a la clínica o un hospital?
¿Qué es la inducción del parto y cómo se realiza?
¿Qué condiciones se necesitan para un parto normal?
¿El parto tiene que ser doloroso?
¿Qué alternativas existen a un parto convencional?
¿Cómo es el mecanismo del parto normal?
¿Cómo se atiende el parto?
Visto:  5580 
   ¿QUÉ ALTERNATIVAS EXISTEN A UN PARTO CONVENCIONAL?   
Página 1 de 1
Página 1
nacimiento 

Nacimiento

 

MOMENTO DEL NACIMIENTO

Cuando una mujer decide parir diferente a lo convencional es considerada como una rebelde, rara o con problemas. Como si algo extraño estuviese sucediendo en su mente o como si fuese una excentricidad.

Muchas toman esta decisión al informarse y conocer que existen otras opciones en las cuales parir se considera un hecho fisiológico y natural, que la naturaleza humana se ha encargado de perfeccionar durante miles de años de evolución.

Una elección que se basa en colocar dentro de las prioridades de este evento la trascendencia individual, la capacidad de decisión de la mujer, la privacidad y seguridad, el respeto por las emociones y el asumir el poder femenino.

El parto en casa

Parir en la casa es una de las experiencias más hermosas que una familia puede experimentar. La mujer está en su medio en donde todo es conocido. Si ha habido un buen control prenatal, el embarazo es de bajo riesgo, hay un genuino deseo de parir en casa, se dispone de un plan de traslado eficaz en caso de complicaciones y los proveedores de salud tienen experiencia en partos domiciliarios, es una buena alternativa.

Holanda es un país en donde ocurren 30% de los nacimientos en casa y son atendidos en su mayoría por comadronas entrenadas. Los datos estadísticos revelan que las complicaciones para la madre y el recién nacido son mínimos y son similares o mejores que los logrados en partos hospitalarios.

Los nacimientos en casa sin atención adecuada, sin control prenatal previo, en condiciones sanitarias deplorables y una salud deteriorada de la madre poseen un riesgo muy alto de mortalidad materna e infantil. Esto se observa en países subdesarrollados y generalmente en medios rurales con poco acceso y disponibilidad de servicios adecuados de salud.

Parir en casa permite una mayor privacidad, un ritmo más pausado del proceso, un reducido uso de las intervenciones médicas (rasurado, enema, uso de drogas, episiotomía).

Hay una participación activa de la familia, una presencia frecuente de comadronas con un apoyo emocional intenso y continuo. La mujer tiene más libertad de caminar y adoptar posturas cómodas.

El parto domiciliario favorece la adecuada adaptación y participación del padre en la crianza. El recién nacido casero no se separa de su madre prácticamente en ningún momento favoreciendo el vínculo madre-hijo(a) y el éxito en la iniciación y continuación de la lactancia. Se respetan las creencias, los valores y las costumbres de los individuos.

 

tooltips_imagen
El parto en el agua

El parto en agua

Parir en agua aún es una forma no convencional y polémica de tener un bebé, a pesar de que hay cientos de miles de mujeres que han parido acuáticamente en el mundo.

En Venezuela, sólo en 2004, ocurrieron en Aquamater Maternidad Conciente más de 70 partos en agua. Una de las críticas es la posible contaminación del agua donde ocurre el parto pero los centros acreditados donde se realizan los nacimientos acuáticos utilizan agua filtrada (potable) a 36-37º C en bañeras o Jaccuzzis especialmente acondicionados.

El medio acuático provee de privacidad y relaja a la parturienta. Alivia el dolor en un grado tal que se le considera el “anestesiólogo líquido”. Propicia la intimidad y la conexión instintiva al final del proceso. Al nacer en el agua, el bebé tiene varios mecanismos fisiológicos que le impiden tragar o inhalar mientras está sumergido por pocos segundos.

En los trabajos publicados en miles de nacimientos acuáticos en Inglaterra y en Suiza no se ha señalado ni un solo caso de asfixia por inmersión ni de complicaciones relacionadas a ese asunto. Con esta forma de parto, se produce un corte no apurado del cordón umbilical.

El recién nacido descansa en el regazo de su madre e inicia sus primeras respiraciones mirando asombrado a su mamá mientras escucha el latido de su corazón y las primeras palabras amorosas que a veces ella logra expresar. Si todo está bien, no hay ningún problema en iniciar la succión del pezón, antes de la expulsión de la placenta.

 

tooltips_imagen
El parto vertical

El parto vertical

El parto vertical se refiere al hecho de parir un bebé en cualquier variante de la posición de pie. Las posiciones de cuclillas, agachada, vertical sostenida, semisentada son algunas de las formas como se puede adoptar una postura que favorezca la expulsión del bebé. Ancestralmente es la posición casi instintiva para parir.

Para muchos es la forma más natural y fisiológica. Estando así no se produce la compresión de los grandes vasos (la arteria aorta y la vena cava) que van por delante de la columna vertebral y por detrás del útero grávido. Esa compresión provoca una reducción del flujo sanguíneo al bebé e inclusive al corazón materno. Esto genera una sensación de asfixia en la madre, un ahogo desagradable que la obliga a cambiar de posición.

Es interesante constatar que con el parto vertical los desgarros perineales son poco frecuentes y de ocurrir son leves. Generalmente se producen en la cara interna y anterior de los labios menores. Allí es donde la presión se distribuye más equilibradamente sin afincarse en el periné, como sucede en la postura acostada.

La cesárea humanizada

Se refiere al hecho de convertir una de las intervenciones quirúrgicas más frecuentes de la actualidad en un hecho trascendente y vital para la pareja. Se empieza por informar a toda mujer embarazada que la posibilidad de la cirugía es real porque el parto puede ser difícil o imposible y puede requerir de una cesárea. Esto es muy diferente a ofrecerle a la mujer, el primer día de la visita prenatal, con argumentos disfrazados de ciencia, la posibilidad de la cesárea.

Informarle de las molestias en momentos claves de la colocación de la anestesia y de la cirugía misma contribuye a que ellas entiendan lo que les sucede y alivien miedos y ansiedades prevenibles. Por ejemplo, al extraer al bebé, el ayudante presiona con mucha fuerza el fondo del útero empujando al bebé hacia fuera.

Esa maniobra puede inducir una sensación de ahogo en la mujer que, en esos instantes, puede estar angustiada por no poder respirar bien. Al informarle de estos procedimientos, ella se prepara para pasar esos malestares con ejercicios respiratorios logrando evitar o reducir el uso de drogas que la “duermen”.

Una de las metas de la cesárea humanizada es la de lograr que no se usen sedantes lo cual beneficia en el hecho de que la mujer más alerta y pueda amantar a su bebé apenas sale del quirófano. Se estimula al máximo la presencia del padre en la sala de cirugía, especialmente al hacer contacto visual con su pareja y tomarle de la mano.

Una vez que nace el bebé y es evaluado por el pediatra, recibe un baño tibio en brazos de su padre, su abuela o de una comadrona. Esta estimula el contacto visual con las caras alineadas del padre sin el cubre boca. Se reducen la luz y el ruido. El bebé se relaja y se ve activo, abre los ojos explorando el mundo con sus sentidos. Es un baño de bienvenida y placer, no de limpieza aunque esto también se logra conservando el unto sebáceo que cubre y protege al recién nacido.

Luego se regresa al quirófano para continuar el contacto con su mamá antes de la primera hora de nacido y el bebé ya succiona el pezón con avidez extraordinaria. En la experiencia de Aquamater el inicio y continuación de la lactancia en mujeres que paren normalmente y en las que lo hacen por cesárea es similarmente exitosa y se prolonga por más de 6 meses en la mayoría de los casos.

 


¿El parto tiene que ser doloroso? Página 1 de 1 ¿Cómo es el mecanismo del parto normal?
¿El parto tiene que ser doloroso? Página 1 ¿Cómo es el mecanismo del parto normal?

 Artículos relacionados: 

   Viajar por avión, mar o tierra durante el embarazo visto 5658 veces
   ¿Cuándo puedo tener otro bebé? visto 5471 veces
   Noveno mes visto 4761 veces
   ¿Qué condiciones deben existir para la aplicación de fórceps? visto 5665 veces
   Capítulo 43 - Ventosa obstétrica visto 1850 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Líder en la comercialización de equipos y suministros médicos en el área de la reproducción asistida y embriología.
 
   
Una visión multidisciplinaria para médicos, pacientes y familiares.
 
   
Es una modalidad de crédito hasta 36 meses para pagar, dirigido a Tratamientos de fertilidad o relacionados con la concepción.
 
   

Twitter
Alexa traffic