SINTOMAS DEL EMBARAZO
Siento cansancio, insomnio y cambios de humor
¿Hasta cuándo me van a crecer los pechos?
¿Cómo controlo los mareos, las náuseas y vómitos?
Tengo acidez, mala digestión y exceso de salivación
¿Cómo controlo el extreñimiento y las hemorroides?
Tengo dificultad para respirar y taquicardia
Tengo congestión nasal y sangro por la nariz y encías
Siento dolor en bajo vientre y la barriga se pone dura
Tengo muchos síntomas urinarios
¿Cómo controlo los calambres y las várices?
¿Qué cambios voy a tener en la piel, uñas y el cabello?
¿Qué otros síntomas voy a sentir?
Visto:  240332 
   SIENTO DOLOR EN BAJO VIENTRE Y LA BARRIGA SE PONE DURA   
Página 1 de 1
Página 1
 
Embarazada
 

SÍNTOMAS

Las contracciones uterinas son frecuentes durante todo el embarazo. Al inicio se deben a que el útero no está “acostumbrado” a tener nada a dentro y, por tanto, trata de contraerse para expulsar su contenido. Todas las vísceras huecas del organismo están diseñadas para expulsar su contenido, el corazón la sangre, la vejiga la orina, etc.

El útero expulsa la regla y trata de botar al feto al comienzo de la gestación. El útero no logra su cometido en los primeros meses porque se produce una hormona llamada progesterona que “tranquiliza” el útero.

Es como una lucha entre el útero que trata de expulsar al feto y el feto que no se deja expulsar. Cuando en esa batalla la está ganando el útero, se presenta sangrado que puede ir desde manchas hasta sangrado importante, en ese caso está ganado el útero y hay que tomar medidas de prevención de aborto.

La embarazada las siente como un dolor tipo cólico menstrual, en el primer trimestre del embarazo. A partir del segundo trimestre, la mujer las siente como una presión hacia abajo y como la barriga se pone dura. 

Mientras no sean frecuentes, dolorosas o se acompañen de pérdida de líquido o sangre por los genitales no deben ser consideradas como anormales.

A partir del tercer trimestre de la gestación aparecen las llamadas contracciones de Braxton-Hicks, que generalmente son indoloras, pero que al final del embarazo tienden a hacerse dolorosas. Siempre son irregulares y con una frecuencia menor de 1 cada 10 minutos. En casos de molestia es recomendable el uso de analgésicos por vía oral, rectal o intramuscular, 3 a 4 veces al día.

A medida que el embarazo se acerca al término las contracciones aumentan en intensidad y frecuencia hasta que se desencadena el trabajo de parto. En ocasiones y, sobre todo en mujeres que nunca han parido, es difícil saber cuando esas contracciones son lo suficientemente intensas como para indicar que se está iniciando el trabajo de parto o se trata de un falso trabajo de parto.

Cuando sospeche que pueda estar en trabajo de parto y para diferenciarlo del falso trabajo, se pueden administrar los analgésicos cada media hora por 2 a 3 dosis, dependiendo de la repuesta; si los dolores persisten, es posible de que se trate de trabajo verdadero. Si las contracciones se presentan con una frecuencia tal, que hagan sospechar el inicio de un trabajo de parto debe asistir a su centro de atención.

 

      


Tengo congestión nasal y sangro por la nariz y encías Página 1 de 1 Tengo muchos síntomas urinarios
Tengo congestión nasal y sangro por la nariz y encías Página 1 Tengo muchos síntomas urinarios

 Artículos relacionados: 

   Ventajas, desventajas y contrandicaciones de los EP? visto 2406 veces
   ¿El ultrasonido permite saber si el bebé es normal? visto 7884 veces
   Historia de la endometriosis visto 1605 veces
   Utero visto 2456 veces
   ¿Cuáles son los estudios en infertilidad de causa desconocida? visto 4945 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Tu tienda online
 
   
Líder en la comercialización de equipos y suministros médicos en el área de la reproducción asistida y embriología.
 
   
Es una modalidad de crédito hasta 36 meses para pagar, dirigido a Tratamientos de fertilidad o relacionados con la concepción.
 
   

Twitter
Alexa traffic