CONTROL PRENATAL
Peso de la embarazada
Control prenatal
Duración del embarazo
Movimientos del bebé
Ultrasonido del embarazo
Frecuencia del ultrasonido
Estructuras que se pueden ver con el ultrasonido
Ultrasonido Doppler
Ultrasonido 3d y 4d
Ultrasonido y normalidad del bebé
Ultrasonido vs edad de embarazo
Estudios que existen para saber si el bebé es normal
Células madre de la sangre del cordón umbilical
Visto:  8792 
   CONTROL PRENATAL   
Página 1 de 1
Página 1

CONTROL PRENATAL

 

Toma de la tensión
 

Es el acto médico que tiene como propósito atender a la mujer durante el embarazo, a objeto de reducir las complicaciones materno-fetales a su mínima expresión. Para lograr este objetivo, se deben seguir normas y procedimientos que permitan un adecuado control de la evolución del embarazo, tanto para la madre, como para el producto de la gestación.

Un adecuado control prenatal, implica la evaluación sistemática y meticulosa de la gestante, desde el inicio mismo del embarazo o, aún antes, es decir, de toda mujer en edad reproductiva con capacidad de procrear. De esta forma, es posible detectar afecciones que pudieran traer complicaciones importantes durante un eventual embarazo.

Algunas veces, cuando se evalúa por primera vez una embarazada, se pueden encontrar complicaciones maternas y fetales, que se podían haber prevenido con un adecuado control antes del embarazo. Un gran número de situaciones demuestra el beneficio de consulta preconcepcional, entre las que se encuentran: diabéticas, portadoras de enfermedades infecciosas, historia previa de anomalías cromosómicas y malformaciones congénitas.

 

Madres diabéticas
 

El incremento de malformaciones congénitas en recién nacidos de madres diabéticas con un control inadecuado, representa un buen ejemplo de cómo un buen control preconcepcional mejora el pronóstico fetal. En pacientes con riesgo, se debe investigar la posibilidad de enfermedades infecciosas como rubéola (en caso negativo vacunar y esperar 3 meses), hepatitis B, tuberculosis, sífilis, toxoplasmosis, citomegalovirus y SIDA.

Es importante identificar factores que contribuyan a pérdidas fetales tempranas como: malformaciones uterinas, enfermedades inmunológicas, anormalidades endocrinas e infecciones genitales. En aquellas que estén recibiendo medicación, se deben evaluar los posibles efectos dañinos y, en conjunto con el médico especialista, iniciar un régimen terapéutico seguro, tanto para la madre como para el feto.

La evaluación dietética debe incluir la discusión de los hábitos de alimentación, como el vegetariano, que requiere tan solo de pequeñas modificaciones en su dieta, a objeto de lograr la ingesta adecuada de todos los nutrientes necesarios para el normal desarrollo embrionario, especialmente hierro.

La ingesta preconcepcional de ácido fólico, disminuye el riesgo de defectos de columna tipo espina bífida y de la pared anterior del abdomen, por lo que se recomienda la administración, por lo menos, durante 3 meses antes del embarazo. Este tratamiento lo debe continuar hasta el final de la gestación.

El conocer las formas de recreación, hábitos sociales y psicológicos, ambiente de trabajo, uso de tabaco, alcohol u otras drogas, permite educar a la madre y evitar que el feto sea expuesto, durante su etapa de formación de órganos (primeros 3 meses), a sustancias capaces de crear problemas fetales o que puedan poner en riesgo el futuro embarazo. 

 

CONSULTAS DEL CONTROL PRENATAL

 

Embarazada

 

Toda mujer con un embarazo que curse sin complicaciones, debe tener un mínimo de 12 consultas, aunque cada caso requiere la adecuación del número de visitas; así, un embarazo de alto riesgo requerirá mayor control que una embarazada sin complicaciones.

En general, se usa el siguiente esquema:

  • Primer trimestre. Si la embarazada asiste antes de la semana 5 (1 semana de falta o 3 semanas de la relación fecundante), se hace un ultrasonido vaginal con el fin de precisar que el embarazo esté dentro del útero y, así, descartar un embarazo fuera del útero (ectópico). La próxima cita se programa en la semana 6-7, con el fin de ver el latido cardíaco fetal. Luego se hace un estudio con ultrasonidos en la semana 12, con el fin de detectar signos que hagan sospechar algún tipo de malformaciones.
  • Segundo trimestre. Es la etapa más segura de la gestación y las consultas son mensuales con ultrasonido abdominal. Sólo si hay problemas, es que las consultas son más frecuentes.
  • Tercer trimestre. Las consultas se hacen cada 2-3 semanas, entre las semanas 32 y la 34-35, luego cada 2 semanas hasta la 37 y semanal hasta el final. En las visitas sucesivas, será interrogada en relación con sangrado genital, flujo vaginal, retención de líquidos, actividad fetal, estreñimiento, dolores de cabeza, trastornos visuales, dolores en bajo vientre o cualquier otra alteración. Se debe buscar una explicación a todo aumento de peso por encima de los considerados normales.

El embarazo es la etapa de la vida donde hay mayor formación y crecimiento celular, lo que lleva a un aumento en los requerimientos de casi todos los nutrientes. Sin embargo, este aumento de las necesidades, es cubierto con una dieta balanceada, a excepción de hierro y ácido fólico, que requieren de suplementos adicionales.


Peso de la embarazada Página 1 de 1 Duración del embarazo
Peso de la embarazada Página 1 Duración del embarazo

 Artículos relacionados: 

   ¿Cuál es la situación demográfica de latinoamérica? visto 5037 veces
   Control prenatal visto 8792 veces
   Laparotomía visto 16746 veces
   Peso de la embarazada visto 26733 veces
   Consulta ginecológica, obstétrica y fertilidad visto 53239 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Líder en la comercialización de equipos y suministros médicos en el área de la reproducción asistida y embriología.
 
   
Para un óptimo desarrollo y crecimiento en todas las etapas... Complemento alimenticio
 
   
LUCIARA es el único tratamiento dermatológico eficaz y seguro recomendando por los médicos para prevenir las estrías antes, durante y d
 
   

Twitter
Alexa traffic