ASPECTOS GENERALES
Investigadores de la sexualidad
Trastornos sexuales y de la identidad sexual
Sexualidad humana
Fases de la respuesta sexual
Comportamiento sexual humano
Comportamiento sexual seguro
Atracción sexual
Orientación sexual
Enamoramiento vs Amor
Fantasías sexuales
Juguetes sexuales
Cirugías íntimas
Visto:  23589 
   FASES DE LA RESPUESTA SEXUAL   
Página 1 de 1
Página 1
 

Respuesta sexual
 

RESPUESTA SEXUAL

Durante la fase de respuesta sexual ocurren una serie de cambios anatómicos, hormonales, vasculares, musculares y neuronales, que abarcan prácticamente todo el organismo y son provocados por una serie de estímulos físicos y psicológicos.

Todos estos cambios se producen siempre en cualquier tipo de relación sexual, ya sea homosexual o heterosexual y en cualquier conducta sexual: masturbación, relación con o sin penetración y pueden o no terminar en orgasmo.

Los trabajos de Masters y Johnson, publicados en 1966, se describieron con precisión científica las reacciones funcionales que experimentan los hombres y las mujeres durante las diversas etapas del ciclo de respuesta sexual.

Estos autores dividieron las fases de la respuesta sexual en cuatro: excitación, meseta, orgasmo y resolución. Posteriormente Helen Singer Kaplan, en 1978, añadió una fase inicial de deseo y Sandra Leiblum, en 1990, agregó una fase final llamada satisfacción.

 

 

Fases de la respuesta sexual

 

Estas son definiciones arbitrarias y es probable que una persona no este enterada de que su cuerpo experimenta cada fase en forma individual. El tiempo que una persona pasa en cada fase, e incluso el orden en el cual la experimentan puede variar y estas se describieron con una finalidad de uniformar la investigación sobre sexualidad.

En el sexo cada persona es un mundo diferente y no es fácil diferenciar cuando comienza una y termina la otra fase; además, la gran cantidad de variaciones individuales hace difícil uniformar los criterios individuales. Los cambios en todas estas fases pueden ser genitales y extragenitales y en la mujer son mucho más complejos, de hecho, el 75% del libro de Masters y Johnson está dedicado a los cambios femeninos.

La sexualidad es uno de las satisfacciones más grandes con las que cuenta el ser humano y tiene una gran ventaja sobre el resto de los seres vivos que habitan en la tierra, porque los animales lo hacen sólo por reproducción, mientras que los humanos lo hacen por reproducción y sexualidad. Sólo algunos primates superiores realizan en coito en momentos no relacionados con la reproducción.

 

FASES DE LA RESPUESTA SEXUAL MASCULINA


Los cambios que ocurren en las fases son los siguientes: deseo, excitación, meseta, orgasmo, resolución y satisfacción. Estas serán analizadas más adelante, aunque ahora se hará solo una breve descripción de las fases.

 

 

Fase de Deseo
 

Fase de deseo. Los cambios que ocurren en esta fase del hombre, tanto en el área genital como el extra genital, son menos complejos que los de la mujer; de hecho, el clásico libro de Masters y Johnson tiene sólo un 25% dedicado a los cambios masculinos, que ocurren durante el ciclo de respuesta sexual.

¿Cómo ocurre el deseo del hombre?. Cuando éste ve a una mujer, inmediatamente puede desearla, en un minuto puede llegar a tener una erección, en dos minutos puede experimentar el orgasmo, y en tres minutos puede estar profundamente dormido, increible no?... pero así son muchos de los hombres.

 La respuesta sexual humana posee un mecanismo de relojería, en el que cualquier mínima alteración, puede producir la falla en dicho mecanismo, que derivará en la falta de deseo. El deseo sería muy complejo de analizar, sobre todo, porque todavía está en fase de estudio.

En algunos individuos en fase de deseo, puede ser indispensables medicamentos como el Viagra®, Levitra® o Cialis®, para el ciclo de respuesta sexual y sólo actúan si hay deseo.

 

tooltips_imagen

Fase de excitación

Fase de excitación. La excitación es la respuesta del cuerpo al deseo sexual. En esta fase, los hombres responden al contacto oral, el cuello, la boca, el pecho, la cintura, las ingles, los genitales y la cara interior de ambos muslos, aunque para todos los fines prácticos, la exitación solamente tiene dos elementos: la boca y el pene.

En la excitación hay un fenómeno de congestión vascular, donde la erección ocurre cuando la sangre fluye rápidamente y llena los cuerpos cavernosos, que están formados por un tejido que hace las veces de esponja. Si esto no es suficiente y si el pene únicamente se llenara de sangre, se hincharía, pero no alcanzaría la rigidez necesaria.

Para que ocurra la rigidez, se necesita que la sangre almacenada en los cuerpos cavernosos alcance una presión elevada. Esto se consigue al impedir que salga una gran parte de la sangre que entra en los cuerpos cavernosos.

 

 

pene

Fase de Meseta

Fase de meseta. Durante esta  fase, el pene se mantiene en erección, la cual suele variar en cuanto a su intensidad y dependiendo de la presencia o no de estímulos asexuales que puedan disminuir la erección.

Esta fase suele ser larga, a menos que el individuo sufra de eyaculación precoz. Mientras más experiencia sexual adquiere el hombre, más puede controlar la longitud de esta fase y más difícil sera que hombre pueda perder la erección, a menos que el estímulo asexuado sea muy intenso.

La pérdida de la erección es más común que ocurra al comienzo de la fase de excitación y, si la parte psicológica está afectada, es posible que no pueda reiniciar el ciclo de respuesta sexual.

El pene adquiere su máxima erección al final de la meseta y se mantiene así, durante toda la fase orgásmica. Su consecución depende de complejas interacciones psicológicas, neurales, vasculares y endocrinas.

 

tooltips_imagen

Fase de orgasmo

Fase de orgasmo. El orgasmo (del idioma griego ?ργασμ?ς) o clímax (del griego κλ?μαξ, es el resultado final de una relación sexual explosiva, que produce una sensación de liberación rapida y placentera. Es esta, hay un punto casi insoportable e irrefrenable donde existe un tensión sexual, acumulada y guardada de manera continua desde que se inicia la excitación y es el momento culmimante del orgasmo!!!.

Las fases de la respuesta sexual suele tardar entre 3 y 13 minutos. Una fase de 1 a 2 minutos se considera demasiado corta y una de 13 a 30 minutos se considera demasiado largo, aunque depende del estrés, el cansancio y la excitación.

En estos lapsos, no se incluyen los preliminares, como masajes sexuales, besos, caricias, etc., sino que contempla, única y exclusivamente, el tiempo de penetración vaginal, hasta el orgasmo. El orgasmo de por si es una experiencia de corta duración, de no más de 10 a 12 segundos, con una intensidad difícil de explicar en palabras y es la sensación más increíble que una persona puede sentir.

 

resolución

Resolución masculina

Fase de resolución. Inmediatamente después de la eyaculación el varon pasa a esta fase y entra en un "período refractario", durante el cual es fisiológicamente imposible tener otro orgasmo o eyacular de nuevo. Durante este periódo se mantiene a veces una erección completa o parcial pero, por lo general, la erección remite con rapidez. 

La duración de esta fase varía mucho en cada individuo y de un hombre a otro, desde unos minutos hasta varias horas; además, conforme el hombre avanza en edad, el "período refractario" se va alargando.

En esta fase el hombre recupera la flacidez que tenía antes de la erección, primero rápida y después lenta, según el funcionamiento de los mecanismos de fluidos de los cuerpos cavernosos y esponjosos.

El escroto se adelgaza, desaparece la congestión vascular y el testículo desciende a su posición basal. Este período es más rápido en el hombre que en la mujer y se acompaña de una relajación intensa, se vuelven pasivos, se sienten agotados, por el mayor esfuerzo físico que suelen tener.

 

 

tooltips_imagen

Fase de satisfación

Fase de satisfación. El concepto de esta fase sexual cuenta con múltiples significados, por ejemplo: "el cumplimiento de un deseo erótico", "la manifestación final de la pasión", "aplacar un sentimiento", "sentirse complacido y amado", etc.

La percepción subjetiva de este concepto es muy importante porque la actividad sexo-genital, a la que refiere la mayoría de las definiciones, no sería la única forma de lograr la satisfacción. La satisfacción sexual, está ligada a la intimidad, es la máxima expresión afectiva, mayor comunicación emocional y un encuentro entre lo físico y lo espiritual.

No es malo desear deleitarse con el sexo, porque cuanto más es mejor, pero conviene no olvidar que en algunas oportunidades se pone un bloqueo al goce sexual tan alto que se olvida de disfrutar lo bueno que ya tenemos.

Cada persona busca y lucha por la felicidad en distintos ámbitos de la vida; igualmente, desea la felicidad en su vida sentimental y sexual. Pretende alcanzar la satisfacción sexual, lo cual no siempre resulta fácil.

 



FASES DE LA RESPUESTA SEXUAL FEMENINA


tooltips_imagen

Deseo

Fase de deseo. Esta fase consiste en las ganas que se sienten de iniciar una actividad genital, es una especie de apetito o interés sexual. Para las mujeres hacer el amor es entregarse totalmente a una persona que amamos y con quien queremos compartir nuestra vida. El hombre piensa que la entrega sexual de una mujer es dar la "prueba de amor".

El deseo tiene que ver con lo físico, ya que en ese momento se activa una parte del cerebro que libera hormonas y neurotransmisores responsables de la respuesta sexual, que son similares para ambos sexos.

El que haya un buen nivel de deseo, no significa que la pareja quiera hacer el amor en cualquier momento y en cualquier lugar, porque los niveles de deseo sexual de él pueden diferir de los deseos de ella.

Si una persona se siente muy cansada, probablemente su apetito sexual se vea disminuido. También en el deseo interviene lo psicológico, puesto que los valores, creencias, temores e ideas sobre la sexualidad, van a determinar que la persona sienta ese interés o apetito.

 

 

tooltips_imagen

Fase de excitación

Fase de excitación. Esta fase es la consecuencia de la estimulación sexual que puede ser física, psicológica o una combinación de ambas. Las respuestas sexuales, se asemejan a otros procesos fisiológicos, en la medida que se pueden desencadenar lo haran no sólo mediante contacto físico directo, sino a través del olfato, la vista, el pensamiento o las emociones.

Mientras que la erección del pene es la evidente manifestación de la excitación sexual masculina, en la mujer se observan varios cambios que muchas veces no son tan obvios para él.

Una relación sexual para ser placentera debe durar en promedio entre 7 y 13 minutos. Después de 30 se considera algo excesivo y hay quequitarle a la gente el estrés y la presión de supuestos tiempos récords que se debe alcanzar para ser un buen amante.

 

meseta 

Fase de meseta
 

Fase de meseta. En esta fase se produce un aumento de la tensión sexual por encima del nivel basal o línea de arranque y se mantienen e intensifican los niveles de excitación, que en principio preparan el terreno para el orgasmo. Aquí la respiración se entrecorta, las pulsaciones son muy altas y todos los efectos de la excitación aumentan.

La duración de esta fase varía mucho de un individuo a otro. Para los hombres que tienen dificultad en controlar su eyaculación, esta fase es extraordinariamente breva y es lo que se llama "eyaculación precoz".

En el caso de algunas mujeres, una fase de meseta suele ser breve y puede preceder a un orgasmo de gran intensidad. En cambio, en otros individuos, una fase de meseta larga y pausada produce una exaltación erótica e íntima, que constituye de por sí, un final satisfactorio, tanto para el hombre común para la mujer.

 

tooltips_imagen

Fase de orgasmo

Fase de orgasmo. Esta es la más corta de todas las fases del ciclo de la respuesta sexual y es difícil saber los límites de un orgasmo, porque tan sólo dura unos segundos. Sin embargo, la respuesta deja un amplio margen de 5 a 50 segundos, dependiendo de la intensidad de la respuesta sexual.

En esta fase la intensidad, duración y el placer global, puede variar de un coito a otro, de una pareja a otra, y de un momento de vida a otro. Lo nuevo, lo diferente, la frecuencia, el estado emocional, el grado de excitación, la ansiedad, la culpa, la ira o la depresión y tantos otros factores, juegan un papel importante en la consecución del orgasmo.

El orgasmo masculino es único, mientras que la mujer tiene la capacidad de múltiples y variadas respuestas orgásmicas, que van a depender de las características personales.

 

resolución 

Fase de resolución
 

Fase de resolución. Para un número importante de mujeres experimentar ese breve instante de un acto sexual es una meta casi inalcanzable y la media para conseguirlo es de unos 20 minutos. En esta fase se invierten las alteraciones anatómicas y fisiológicas que ocurrieron durante las fases anteriores.

En las mujeres, las contracciones musculares del orgasmo extraen la sangre de la vagina, lo que provoca la desaparición de la "plataforma orgásmica". El útero retorna a su posición de reposo, desaparece la coloración de los labios y, tanto la vagina como el clítoris, reducen su tamaño y vuelven a su posición habitual.

Durante la fase resolutiva, la estimulación del clítoris, los pezones o la vagina puede resultar desagradable. Si la excitación ha sido intensa, pero no ha habido orgasmo, el retorno a la normalidad hace que la fase de resolución sea más lenta.

 

 

tooltips_imagen

Fase de satisfacción

Fase de satisfacción. Esta fase sexual, está ligada a la intimidad, es la máxima expresión afectiva, mayor comunicación emocional y un encuentro entre lo físico y lo espiritual.

Cada miembro suele estar muy satisfecho de su relación, porque esta le permitió disfrutar de muchas ventajas a nivel personal:

  • Pudo expresar su sexualidad.
  • Pudo tener a alguien con quien poder hablar de todo.
  • Tuvo la sensación de sentirse querido y de querer a alguien.

En relación al orgasmo es importante saber la intensidad con que se realizó, para saber cuál es el grado de satisfacción. Por ejemplo una mujer multiorgasmica va a tener una respuesta mucho más intensa que la que tendría si en la relación no hubiera tenido un orgasmo.

Esto puede ser muy común, porque la sangre atrapada en los órganos pélvicos pueden dar lugar la sensación de pesadez y malestar pélvico.

 


CONSIDERACIONES FINALES


La satisfacción y el orgasmo de una mujer no están relacionados con el tamaño o forma del pene porque la sensibilidad de la mujer está en el clítoris y el tercio externo de la vagina, de allí la expresión de que no importa lo largo... sino lo tieso y... lo travieso.

Lo más increíble es que, para la mayoría de las mujeres, el tamaño del pene no es tan importante. Es difícil hacerle entender a un hombre, que las mujeres no se fijan en el tamaño o aspecto de los genitales. La mayoría de ellas aprecian más la “calidad que la cantidad” y más bien…. quién está detrás del pene… que su tamaño en sí. Valoran mucho más las diferentes maneras de acercarse, ser acariciadas, atendidas, amadas y tener el placer sexual que da la sensación de "sentirse penetrada" por el hombre que le gusta o la ama.

Por otro lado, las mujeres prefieren un pene pequeño porque uno grande puede causar que una mujer experimente incomodidad al practicar coito vaginal. La parte final de la vagina se ensancha mucho como para sentir el roce del pene, pero cuando uno grande choca contra el cuello del útero, la mujer puede tener una sensación desagradable, a veces dolorosa, durante esa penetración profunda. También disfrutan más del coito anal porque pueden preferir uno pequeño, que no les genere molestia por la distención que genera un pene grande. La incomodidad física a veces, pesa más que el placer emocional.


Sexualidad humana Página 1 de 1 Comportamiento sexual humano
Sexualidad humana Página 1 Comportamiento sexual humano

 Artículos relacionados: 

   Orientación sexual visto 6179 veces
   Fase de deseo de la mujer visto 11016 veces
   Hiperprolactinemia visto 3804 veces
   Trastornos sexuales y de la identidad sexual visto 17017 veces
   Recomendaciones generales visto 35476 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Es una modalidad de crédito hasta 36 meses para pagar, dirigido a Tratamientos de fertilidad o relacionados con la concepción.
 
   
Ahora Fertilab te ofrece este nuevo servicio...
 
   
Una visión multidisciplinaria para médicos, pacientes y familiares.
 
   

Twitter
Alexa traffic