RESPUESTA SEXUAL FEMENINA
Sexualidad...un secreto bien guardado...
Fase de deseo de la mujer
Fase de excitación de la mujer
Fase de meseta de la mujer
Fase de orgasmo de la mujer
Fase de resolución de la mujer
Fase de satisfacción de la mujer
Punto G femenino
Múltiples orgasmos de la mujer
Orgasmo vaginal y clitórico
Visto:  10877 
   FASE DE EXCITACIÓN DE LA MUJER   
Página 1 de 1
Página 1

FASE DE EXITACIÓN

 
 
 

Esta fase es la consecuencia de la estimulación sexual que puede ser física, psicológica o una combinación de ambas. Las respuestas sexuales, se asemejan a otros procesos fisiológicos, en la medida que se pueden desencadenar lo haran no sólo mediante contacto físico directo, sino a través del olfato, la vista, el pensamiento o las emociones.

Mientras que la erección del pene es la evidente manifestación de la excitación sexual masculina, en la mujer se observan varios cambios que muchas veces no son tan obvios para él.

Una relación sexual para ser placentera debe durar en promedio entre 7 y 13 minutos. Después de 30 se considera algo excesivo y hay quequitarle a la gente el estrés y la presión de supuestos tiempos récords que se debe alcanzar para ser un buen amante.

Por ejemplo;

  • Un acto sexual de 1 a 2 minutos es considerado “demasiado corto”.
  • Uno de 3 a 7 minutos es adecuado.
  • Aquel que se prolongue ente 7 y 13 minutos “es deseable”.
  • Uno de 15 a 30 minutos es considerado “demasiado largo”.

En estos lapsos no se incluye las preliminares como: besos, caricias, masajes sexuales, etc. sino que contempla única y exclusivamente el tiempo de penetración vaginal hasta el orgasmo.

 

LUBRICACIÓN VAGINAL

 
 
 Lubricación



La primera señal de excitación sexual en la mujer es la aparición de una lubricación vaginal que se inicia de 10 a 30 segundos después del principio de la estimulación sexual.

La humedad se cuela por las paredes vaginales y se forman pequeñas gotas aisladas, que fluyen en sucesión y que acaban por humedecer toda la superficie interna de la vagina. Este proceso es llamado "trasudación" y ocurre como resultado del aumento de la concentración sanguínea que se producen en la vagina.

La lubricación facilita la penetración del pene y la suavidad del movimiento de empuje, impide que la mujer sienta incomodidad o molestias durante el coito. Una vagina que no está lubricada lo suficiente, resultara en una penetración dolorosa, bloqueando la obtención el placer y, por consiguiente, evitando que la mujer llegue al orgasmo. 

Por eso es muy importante que previo a la penetración, durante la fase de excitación, la mujer reciba el suficiente estimulo erótico para poder lubricar la vagina y lograr que esta se expanda y crezca para recibir el pene.

En muchos casos, durante la penetración vaginal, el clítoris no recibe la necesaria estimulación y deben usar un lubricante de base acuosa como el "K-Y Jelly". Por esta razon es que, para que la mujer llegue al orgasmo madiante la estimulación del clítoris, es de mucha importancia la lubricación de la vagina. El uso de lubricantes con base de petróleo, como la vaselina, puede resultar en infecciones.

 

CLÍTORIS


Manipulación del clítoris



El clítoris es muy complejo y especializado, tiene un sólo propósito... "darle placer sexual a la mujer". Es el único órgano exclusivamente sexual porque el pene también sirve para orinar y la vagina para el nacimiento del bebe. El clítoris es el mapa del tesoro para el hombre y es... "puro sexo".

La palabra clítoris viene del griego “clítoris”, que significa "montaña pequeña", también se dice que el clítoris se conoce con el término "llavecilla", pero, como en todas las llaves, no se puede usar si no se saben las palabras mágicas... y estas son: excitación, excitación y excitación... y ni se te ocurra tocarlo si tu pareja no está bien excitada... porque se va a molestar.

El clítoris crece, aunque la tumefacción puede no ser observada a simple vista, y continúa aumentando durante todas las fases del ciclo sexual. La estimulación directa del clítoris produce un crecimiento más rápido y pronunciado, que la estimulación indirecta mediante fantasías, manipulación de las mamas, etc.

 
 
Clítoris
 

La creencia de que el clítoris responde al estímulo de la misma manera que lo hace el pene es controversial, porque aunque el clítoris es el foco principal de la respuesta sexual femenina, la reacción del clítoris es más lenta y de ningún modo comparable a la velocidad de erección del pene.

Una vez que se observa la tumescencia del "glande del clítoris", ésta persiste todo lo largo de las fases de la respuesta sexual, siempre y cuando persista la estimulación. Por otro lado, la elongación del "cuerpo del clítoris", se observa solamente cuando exista manipulación de la zona del monte de Venus. La zona de las "raíces del clítoris" aparentemente no tiene ningún tipo de respuesta.

En la figura anexa se muestran las diversas partes del clítoris: el "glande" mide de 4 a 5 mm, pero varía de 1 - 1,5 cm durante la relación sexual. El "cuerpo" mide de 4 a 5 cm y las "raices" se dividen en dos y el tamaño es de 6 a 7 cm.

 

FUNCIÓN DEL CLÍTORIS

La fuerte unión de la parte superior de los labios menores con el clítoris, hace que el movimiento de penetración del pene mueva los labios y, de esta manera, se estimula el clítoris. Esto produce un crecimiento más rápido y pronunciado, que la estimulación indirecta mediante fantasías, manipulación de las mamas, etc.

Para un 20-30% de mujeres, este estímulo es suficiente para producir un orgasmo, cuando se combina con las sensaciones causadas por el pene, acariciando las paredes vaginales durante los movimientos de empuje. Otro 20-30% alcanzan el orgasmo con la penetración, pero necesita estímulos clitoridianos simultáneos, el resto sólo lo logran con la manipulación del clítoris o del capuchón del clítoris; o sea que, un 70 a 80% de las mujeres necesitan un estímulo del clítoris para lograr el orgasmo.

Hay muchos hombres que desconocen esta excesiva sensibilidad. Les gusta estimular el clítoris en forma directa, cuando a la mayoría de las mujeres le gusta la estimulación indirecta, sobre el capuchón que cubre el cuerpo del clítoris.

 

POSICIÓN IDEAL

La zona erógena por excelencia de la mujer es el clítoris. La posición de Andrómaca y la posición de la Monta (la mujer arriba y hombre abajo, que se pueden ver de los proximos videos), permite el roce del clítoris con la pelvis del compañero, siendo dueña de la situación y puede dar rienda suelta a las fantasías de dominación. Ella guarda un control total permitiéndole estar más en confianza, controla el ritmo de la penetración vaginal, la profundidad y encontrar los correctos movimientos para maximizar su placer.

Tanto el punto G como el clítoris, son intensamente estimulados en esta posición, siendo la favorita de un gran número de mujeres, porque permite llegar más fácilmente al orgasmo. Para el hombre constituye un excitante posición, ya que permite relajarse, puede ayudar elevando rítmicamente la pelvis y observar a la mujer excitándose encima de él, así como también acariciar los muslos, nalgas y pechos de su compañera.

 

Posición de Andromaca

 
 
 
Posición de la Monta 
 
 
 

 

VAGINA

 
 
Pliegues vaginales
 
 
 

En la mayoría de las ilustraciones la vagina aparece como una cavidad abierta; sin embargo, en condiciones normales siempre está "colapsada", porque la pared anterior está en contacto con la pared posterior.

Por eso se dice que la vagina es una "cavidad virtual", esto es, que es capaz de convertirse en una cavidad cuando se introduce algo como un pene o algún juguete sexual en su interior y durante el nacimiento de un bebe.

Cuando la mujer se excita sexualmente, la vagina se estira y se alarga para adaptarse al tamaño del pene y evitar que los movimientos de empuje sean dolorosos. El alargamiento vaginal es de tal magnitud que aumenta un 25% más, en relación con las dimensiones que tenía antes de la estimulación.

 

CAMBIOS

En las siguientes figuras se pueden apreciar los cambios que ocurren en la vagina y que varían dependiendo de si la mujer es "nulípara" (que nunca ha estado embarazada) o si la mujer es "multípara" (que ha parido):

En la mujer nulípara (que nunca ha estado embarazada), sus dimensiones promedio son: en el eje longitudinal mide de 8 cm y su eje transversal (ancho) de 2 cm. A medida que progresan las fases de la respuesta sexual, la dilatación del eje longitudinal puede llegar a 10 cm y el eje transversal (ancho) varía dependiendo de varios factores, que son los siguiente:

  • En los dos tercios externos de la vagina, la profundidad del eje transversal (ancho) puede llegar hasta 5-6 cm.
  • En el tercio interno se desarrolla una marcada distención, producto de una vasocongestión tan marcada, que reduce hasta un tercio el tamaño de la vagina y es lo que se conoce como "plataforma orgásmica".

 

 
 
Mujer nulípara
 


En la mujer multípara (que ha parido), sus dimensiones promedio son: en el eje longitudinal mide de 9 cm y su eje transversal (ancho) de 3-4 cm, dependiendo del número de partos que haya tenido. A medida que progresan las fases de la respuesta sexual, la dilatación del eje longitudinal puede llegar a 11-12 cm y el eje transversal (ancho) varía dependiendo de varios factores, que son los siguientes:

  • En los dos tercios externos de la vagina, la profundidad del eje transversal (ancho) puede llegar hasta 6-7 cm.
  • En el tercio interno se desarrolla los mismos cambios que ocurren en la mujer nulípara, aunque depende del número de partos.

 

 
 
Mujer multípara
 


En conclusión, la vagina en su parte profunda, puede llegar a medir más de 5 a 7 cm, imagínense qué cambio tan grande ocurrió en comparación a cuando no estabas excitada, que tenía un ancho de 2 a 4 cm... e increíblemente casi duplico su tamaño.

 

ACIDEZ VAGINAL

 
 
Acidez vaginal

La vagina en un ambiente controlado que tiene un pH que oscila entre 3.4 y 4.0. Cuando no se halla bajo los efectos de la menstruación o cuando ocurre expulsión de liquido seminal durante el acto sexual o los cambios producidos por la presencia de hongo o bacterias, el pH se puede modificar.

Durante el acto sexual, la acidez vaginal oscila entre un rango de pH de 4.25 y 4.5. En el momento del orgasmo masculino ocurre un cambio brusco de la acidez hasta cifras de 6.5 a 7.2. 

Este efecto de neutralización conocido como "efecto buffer", es efectivo entre 1 a 2 horas después de la eyaculación; a partir de ese momento, el efecto va disminuyendo hasta unas 6-7 horas, aunque se ha señalado casos de unas 15-16 horas, para mantener la acidez normal de 3.4 y 4.0.


LABIOS MAYORES Y MENORES

 
 
Labios mayores y menores

Los labios mayores, están formados por dos estructuras salientes alargadas que se extienden a ambos lados de la vulva, desde el monte de Venus, rodean luego la terminación inferior de la vagina y se fusionan entre sí.

Los labios menores, se encuentran por dentro de los labios mayores, se extienden desde el capuchón del clítoris, formando un prepucio, y se extienden hasta rodear el orificio de la uretra, la vagina y terminar en la llamada horquilla perineal, a pocos centímetros del ano.

El incremento del flujo de sangre hacia los tejidos, provoca un aumento en el tamaño de los labios mayores (externos) y de los labios menores (internos), que puede llegar al doble o triple de su tamaño original.

Por otro lado, la vulva adquiere un color púrpura intenso, conforme continúa la excitación y los labios se separan. Este cambio, asociado a la lubricación y dilatación vaginal, son los que favorecen la penetración y que el acto sexual no sea desagradable.


ÚTERO

A medida que progresa la fase de excitación y de meseta, el útero se eleva y se dirige hacia adelante, en dirección al pubis, produciendo un efecto en "tienda de campaña" en los dos tercios internos de la vagina. Esto hace que la posición del útero se vuelva paralela en relación al cuello del útero, lo cual favorece la penetración de los espermatozoides.

 

CAMBIOS EXTRA GENITALES

 
 
Excitación
 
 
  • Mamas. A medida que la tensión sexual aumenta, los pezones se tornan rígidos y se distienden en forma considerable, con una longitud de 0,5-1,0 cm y una base de 0,25-0,5 cm. Esto ocurre como consecuencia de las contracciones de pequeñas fibras musculares. La sangre venosa es atrapada en las glándulas mamarias, lo que ocasiona un aumento de tamaño, de aproximadamente un 25%, al final de esta fase y las venas de las mamas se vuelven visibles, formando el llamado "árbol vascular".
  • Piel. Existe una característica femenina de fase de excitación y del principio de la fase de meseta, donde se produce un cambio cutáneo, que provoca la aparición de manchas rojizas semejantes a las del sarampión, que son llamadas "rubor sexual". Este rubor es producto de las alteraciones en el ritmo del flujo sanguíneo, justo por debajo de la superficie de la piel. Estos cambios suele comenzar debajo del esternón en la zona superior del abdomen al final de la fase de excitación y principios de la meseta. Se ven entre el 50% a 70% de las mujeres y, aproximadamente, en el 25% de los hombres. Pueden aparecer en otras zonas del cuerpo como el cuello, las nalgas, la espalda, los brazos, las piernas y el rostro.
  • Miotonía. Es la tensión de los músculos voluntarios y algunas veces de los involuntarios, que comienza y aumenta durante esta fase y durante la fase de meseta, lo que proporciona una clara evidencia de que la respuesta sexual de la mujer no está limitada a la región pélvica. A medida que la tensión crece, sus movimientos se vuelven más inquietos, potentes y rápidos. Durante esta fase y las subsiguientes, aumenta la tensión voluntaria de los músculos de las nalgas y del ano.

  

CAMBIOS DURANTE EL EMBARAZO

 

Embarazo

En una mujer con un embarazo que no ha parido, los labios mayores se adelgazan, se aplanan y se elevan ligeramente hacia arriba y afuera, retirándose de la apertura vaginal. En la que ha parido, los labios mayores se congestionan con sangre y aumentan al doble o triple de su tamaño normal.

En la mujer embarazada existen algunas diferencias en los cambios que ocurren durante la fase de excitación. La lubricación vaginal aumenta en cantidad y consistencia durante todo el embarazo, sobre todo en las multíparas, porque el embarazo se acompaña de un aumento de las secreciones vaginales.

El fenómeno de "elongación vaginal", se debe al efecto de gravedad ejercido por el útero sobre el canal vaginal y por el aumento progresivo del tamaño del feto. En las primerizas, no se observan cambios en los labios mayores en el primer trimestre del embarazo, mientras que en las multíparas, aumentan de tamaño y adquieren un aspecto edematoso.

Debido al aumento de la congestión vascular, el aplanamiento de los labios mayores está ausente durante el segundo y tercer trimestre, tanto en primerizas como en multíparas. En cuanto a los labios menores, su protrusión es mayor en el primer y segundo trimestre, en comparación con el tercer trimestre.

La congestión vascular mamaria se hace muy marcada durante el primer trimestre del embarazo, lo que aumenta más aún el tamaño de las mamas provocando sensación de dolor. Estos cambios no ocurren en el segundo y tercer trimestre del embarazo, por lo que el dolor desaparece. En las multíparas estos cambios mamarios son menos manifiestos que en la primeriza.


Fase de deseo de la mujer Página 1 de 1 Fase de meseta de la mujer
Fase de deseo de la mujer Página 1 Fase de meseta de la mujer

 Artículos relacionados: 

   ¿Qué es la vaginosis? visto 57386 veces
   ¿Qué debo saber sobre las grasas? visto 2224 veces
   ¿Cuáles son los tratamientos de la obesidad? visto 26983 veces
   ¿Puedo hacer yoga durante el embarazo? visto 3254 veces
   ¿Hay diferencia entre ejercicios para hombres y para mujeres? visto 10733 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Es considerado una de las mejores alternativas como ejercicios para tonificar, fortalecer y mejorar la flexibilidad muscular.
 
   
Suplemento vitamínico mineral indicado para uso durante el embarazo y lactancia.
 
   
Líder en la comercialización de equipos y suministros médicos en el área de la reproducción asistida y embriología.
 
   

Twitter
Alexa traffic