RESPUESTA SEXUAL FEMENINA
Sexualidad...un secreto bien guardado...
Fase de deseo de la mujer
Fase de excitación de la mujer
Fase de meseta de la mujer
Fase de orgasmo de la mujer
Fase de resolución de la mujer
Fase de satisfacción de la mujer
Punto G femenino
Múltiples orgasmos de la mujer
Orgasmo vaginal y clitórico
Visto:  32434 
   PUNTO G FEMENINO   
Página 1 de 1
Página 1

PUNTO G FEMENINO

 

¿Cómo consigo
el punto G?
 

La vida humana está signada muchos por los puntos: el de ebullición, de fusión, el Punto Fijo (ciudad del estado de Falcón, en Venezuela), los puntos cardinales: norte, sur, este y oeste, los puntos que nos encontramos a diario el simple punto y coma.

Entre tanta puntería se nos han colado otros puntos:

  • Punto G femenino, descrito por el médico alemán Ernest Gräfenberg de 1950.
  • Punto G masculino, que no es un mito sino una realidad contundente.
  • Punto A o A-spot femenino, de más reciente aparición en 1996.

También existen otros tres puntos simbolizados por las vocales “A”, “K” y “U” pero lo más interesante de todo es cómo saber dónde están esos puntos, porque la verdad es que todo esto es muy controversial. De todos ellos el más aceptado es el punto G femenino, porque los otros están en duda.

 

¿DONDE ESTA EL PUNTO G?

 
 
Situación punto G femenino
 
 

La gente cree que el punto G viene de la palabra Gourmet y pero se parece más a Bin Laden, donde todo el mundo habla de él.... pero nadie sabe dónde está... (aunque ahora si apareció muerto).

Teóricamente en la cara anterior de la vagina existe una zona conocida como punto G femenino. Este punto se encuentra situado en la cara anterior de la vagina, a medio camino entre el hueso del pubis y el cuello del útero, a unos tres centímetros del exterior de la vagina.... pero.... ¿en verdad está ahí?....

Sin duda, están los que consideran difícil lograr el orgasmo coital sin que, de cierta manera, no exista una estimulación del clítoris o de la zona que lo rodea. Otra teoría, que ha tomado mucho auge en los últimos tiempos, considera que la estimulación vaginal, por si sola, puede llevar al orgasmo, gracias a la presencia del punto G.

Actualmente se reconoce que existen subjetivamente dos tipos de orgasmo: el clitórico y el vaginal, pero que fisiológicamente sólo existe un tipo de respuesta, lo que varía es la forma de lograrla. De tal manera que hay mujeres que solo logan el orgasmo con estimulación del clítoris (70 a 80%) y otras que logran con estimulación del pene o de un juguete sexual, cuando rozar una zona cercana a la cara anterior de la vagina (20 a 30%).. y por supuesto el del punto G debe estar ahí.

 

 

Ernest Gräfenberg
 

¿QUÍEN LO DESCRIBIO?

El punto G fue descrito, en 1950, por el médico Ernest Gräfenberg, quien afirmaba lo siguiente:

.... se puede demostrar en todos los casos la existencia de una zona erógena en la pared anterior de la vagina, a lo largo del curso de la uretra….durante el estímulo sexual, la uretra femenina empieza a dilatarse y puede percibirse fácilmente....

.... "a veces, la producción de fluidos es tan grande, que ha de extenderse una toalla bajo la mujer….esta convulsiva emisión de fluidos se produce siempre en la cumbre del orgasmo y simultáneamente con el".... 


El término fue acuñado en 1981, por los doctores John Perry y Beverly Whipple.
 

 

TEORÍAS DE SU EXISTENCIA

A raíz de la controversia sobre su existencia, tres investigadores americanos retomaron una teoría del punto G (en honor a Gräfenberg), quienes tras explorar a cientos de mujeres llegaron a la siguiente conclusión:

  • Existe en el interior de la vagina un lugar extremadamente sensible a la presión. Dicho lugar se encuentra en la pared anterior de la vagina, detrás del hueso púbico, a unos 3 cm de la abertura de la vulva.
  • Cuando este punto se estimula adecuadamente, da lugar al orgasmo en muchas mujeres.
  • En el momento del orgasmo, algunas mujeres eyaculan a través de la uretra un líquido químicamente similar al de la eyaculación masculina, pero que no contiene esperma.
  • En la creencia de que se están orinando, muchas mujeres se sienten cohibidas y es una de las razones por las que muchas han aprendido a reprimir el orgasmo.
  • La fuerza del músculo pubococcigeo de una mujer, está directamente relacionada con su capacidad de ocasionar el orgasmo, a través del acto sexual.

 

 

Mujer buscando
el punto G
 

POLÉMICAS

La existencia de este punto ha estado teñida por la polémica, con grupos que niegan su existencia y otros que la han demostrado con biopsias de la zona, que revelan un tejido similar al de la próstata masculina y lo han denominado erróneamente "próstata femenina", lo cual es en realidad una colección de glándulas que rodean la uretra femenina.

Estas glándulas fueron originalmente descritas en 1672 por Regnier de Graaf (1641-1693), sin embargo, se las conoce con el nombre de glándulas de Skene, por la descripción que hizo Alexander Sken, en 1880. Al igual que la próstata, estas glándulas liberan secreciones que se vacían en la uretra, a través de unos orificios pequeños y son las encargadas de crear el líquido que expulsan las mujeres en el orgasmo.

Aunque en a descripción clásica el autor se refirió sólo a dos glándulas que están al final de la uretra, hoy día se sabe que puede haber treinta o más, aunque la cantidad, el tamaño y su ubicación varía de mujer a mujer.

 

¿QUIERES SENTIRLO?

 
 
¿Puedo sentir el punto G?
 
 

Si quieres sentir el punto G, lo más fácil es que te acuestes en la cama con algunas almohadas bajo la pelvis, de tal manera que la entrada de la vagina quede elevada.

Luego te introduces los dedos en la vagina o deja que tu pareja lo haga. Busca una zona más rugosa ubicada en la cara anterior, sin presionar fuerte ni constantemente, sino más bien suave y moviendo el dedo de derecha a izquierda y hacia atrás o en círculos; o sea, pasando por la localización anatómica del punto G, sin apretar ni concentrarse en él directamente.

Recuerden que no todas las mujeres lo tienen y, aún teniéndolo, la mayoría de las mujeres no lo logran precisar. Esto no debe crear ningún tipo de angustia, porque el no tenerlo, no te hace ni más ni menos sexual.

 

PUNTO A (A-SPOT) FEMENINO

 

¿Puedo sentir
el punto A?
 

Cuando la expedición de búsqueda del punto G femenino estaba volviendo loco a algunos científicos, se les ocurrió agregar, en 1996, el "punto A o A-spot", como una nueva zona vaginal que, supuestamente, produciría rápidamente el orgasmo femenino.

Tuvieron que pasar nada menos que 46 años desde 1950 hasta 1996, para que se descubriera este nuevo punto A, que estaría ubicado en la misma pared vaginal pero más atrás, a medio camino entre el punto G y el cuello de la vagina y cerca de la vejiga.

De acuerdo con un grupo de investigadores la estimulación del punto A produciría:

  • Mayor, más rápida y prolongada lubricación.
  • Mayor excitación.
  • Múltiples orgasmos.

Las posiciones que favorecerían, durante la penetración, la estimulación de ambos puntos serían:

  • Mujer boca abajo y el varón detrás suyo.
  • La mujer sentada en el borde la cama y usted arrodillado delante.

Sus efectos son más rápidos que los del punto G femenino y mucho mayores. Puede producir varios orgasmos y se puede denotar la salida profusa de líquido, la llamada "eyaculación femenina". Al igual que con las manos, es posible hacerlo también con el pene y llegar a orgasmos mediante este método.

 

 

 

Interrogantes

 

¿CUÁLES SON LAS INTERROGANTES A TANTOS PUNTOS?

Hasta la fecha resulta imposible responder las siguientes interrogantes: ¿qué porcentaje de mujeres tienen un punto G femenino?, ¿cuántas son capaces de lograr esta emisión de fluidos? y ¿con qué frecuencia y bajo qué condiciones lo logran?, ¿el punto A existe?, ¿cómo es posible que haya pasado tantos años en descubrirlo?

Si bien está clara la existencia en algunas mujeres de una zona muy sensible en la región descrita y que ocasionalmente, se pueda producir una "eyaculación femenina", en paralelo con el orgasmo; también es cierto que muchas otras mujeres no han tenido esta experiencia y muchas pueden tener salida de orina en pequeñas cantidades, que confunden con eyaculación.

Se debe evitar que el punto G femenino el punto A y la eyaculación femenina, se conviertan en una nueva fuente de preocupación para las mujeres y sus parejas. Numerosas mujeres que disfrutaban su sexualidad, en base a la estimulación del clítoris, han dejado de hacerlo para empeñarse en la búsqueda del punto G femenino o el punto A y la eyaculación femenina. Es comprensible, que la mayoría intente alcanzar el placer, del que cree que otros gozan, pero sería una lástima que, por sentirse incapaz de conseguirlo, se devalúe la propia capacidad de placer que ya poseía.

 

 
 
Localización de la prostata
 
 
 

PUNTO G MASCULINO

La próstata es un órgano glandular, de tamaño similar al de una nuez, que se encuentra debajo de la vejiga y delante del recto. La función de la próstata es producir y segregar un líquido por el cual salen los espermatozoides.

El punto G de los hombres está a unos 5 cm del ano rodeando la próstata. La vejiga esta delante del ano y detrás de los testículos. Podría ser estimulado a través de un masaje prostático, por vía anal, o a través de la presión sobre el perineo.

Es mucho más usada la estimulación por vía del perineo, ya que la mayoría de los hombres rechaza la estimulación vía anal, ya sea por tabúes o prejuicios que pongan en duda su masculinidad. Dicha zona es rica en terminaciones nerviosas y muy sensibles al tacto y la estimulación de la próstata puede producir la eyaculación y el orgasmo masculino.

La forma de estimular el punto G masculino externamente, es presionando o masajeando la zona del periné, esta es la zona que va desde el ano hasta los testículos. Sin embargo, el hombre no puede estimularse a si mismo tan fácilmente, ya que el punto en referencia está dentro del recto, aunque puede intentarlo o solicitar la colaboración de la pareja.

 
 
Perineo
 
 

Si quiere tratar, podrá sentir la forma de nuez que tiene la próstata. Se introduce con toda suavidad y delicadeza un dedo por el ano y lo guía a través de la pared frontal de su recto, aproximadamente 5 centímetros, y presiona hacia delante (hacia su pene) hasta notar pequeño abultamiento a esa altura, donde podrá sentir el punto G.

La posición que facilita dicha labor es estando acostado boca arriba, con las rodillas contra el pecho, acción que para muchos varones será más excitante, si es realizada por la pareja. Quien intente la exploración y brindará un masaje suave y pausado, hasta que él llegue al orgasmo, el cual será mucho más intenso que uno normal, con una eyaculación continuada con el sexo anal.

Aunque son muchos los "machos" que no quieren descubrir este punto por miedo, la verdad es que quienes lo han probado no dudan en repetir la experiencia. Aun hay varones que sienten que pierden algo de su masculinidad si alguien, o ellos mismos, tocan el área anal y sienten placer, o bien rehúyen practicarlo por higiene, cuando en realidad si se tienen ciertos cuidados no hay riesgos.

No obstante, le sugerimos que permita que su pareja le ayude a descubrir un nuevo punto de placer y tenga en cuenta los siguientes consejos:

  • Para evitar molestias o heridas, las uñas de la pareja deben estar bien recortadas.
  • Lubrique el dedo que va a introducir con lubricante.
  • Debe usar guantes de látex o un preservativo para proteger el dedo.
  • Deje que su contraparte introduzca la punta del dedo más o menos 5 centímetros, dentro del conducto anal, y toque suavemente la parte externa del ano con la punta del dedo, haciendo círculos.

Por lo tanto, el punto G masculino no es un mito ya sabemos cuál es, donde encontrarlo y como estimularlo. La clave es masajear suavemente y acariciar, porque produce una mayor excitación, orgasmos más intensos y una eyaculación más potente. De allí en adelante todo se vale.

 


Fase de satisfacción de la mujer Página 1 de 1 Múltiples orgasmos de la mujer
Fase de satisfacción de la mujer Página 1 Múltiples orgasmos de la mujer

 Artículos relacionados: 

   Clítoris visto 22326 veces
   ¿Cuàles son los procedimientos de suspensión? visto 4476 veces
   ¿Cuál es la importancia de la actividad física? visto 133961 veces
   ¿El herpes zoster es una infección de transmisión sexual? visto 51060 veces
   ¿Qué es la bioplastia? visto 3207 veces


Banners patrocinados
Anuncios patrocinados
Ahora Fertilab te ofrece este nuevo servicio...
 
   
LUCIARA es el único tratamiento dermatológico eficaz y seguro recomendando por los médicos para prevenir las estrías antes, durante y d
 
   
Una visión multidisciplinaria para médicos, pacientes y familiares.
 
   

Twitter
Alexa traffic